EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La tamborrada continúa

J. A. SOLER / @jasoler65

Tras más de seis meses sin respirar respecto a qué hacer con los abonados del Hércules de la temporada pasada que no pudieron disfrutar de cinco partidos en el Rico Pérez por la cancelación del campeonato, el club estableció un plazo de apenas seis días hábiles, entre el 1 y el 10 de octubre, para que los afectados pudieran ejercer su derecho a la devolución.

En el último comunicado al respecto tras dar por finalizado el plazo para elegir entre reembolso o donaciones, el Hércules puntualiza que ahora toca “estudiar” cada caso para ver si procede o no la correspondiente devolución. Un mensaje que destila más ambigüedad que voluntad real de soltar el dinero.

Porque si algo claro deja el comunicado, por supuesto entre líneas, es que parece que las solicitudes de reembolso han sido bastante numerosas y, desde luego, muchísimas más de lo que esperaban las sabias cabezas pensantes que controlan el club.

La “nueva cultura” que dicen haber aplicado en el Hércules parece que no ha terminado de calar demasiado entre los herculanos. Basta comentar el asunto con unos cuantos abonados para comprobar que más de cuatro quieren aprovechar esta oportunidad para “castigar” al que llama “locos o monos con tambor” a aquellos que observan una gestión deficiente en la entidad. Y no hay mejor forma de responder a ese menosprecio que tocando por donde más le duele al amo: el bolsillo.

Tampoco es difícil encontrar herculanos que prefieren destinar ese dinero al fútbol base, una de las opciones que ofrece el club, pero entregándolo directamente y con acuse de recibo a los responsables de la cantera dado que no se fían en absoluto de que ese donativo llegue antes a los despachos del Rico Pérez y terminen en paradero desconocido como los 18 millones del Instituto Valenciano de Finanzas. Una muestra de desconfianza total hacia el timonel de los remeros de la embarcación blanquiazul.

Señales evidentes de lo que piensa la afición de esta “nueva cultura” que intenta instalarse en un Hércules que sigue con los vicios y la misma cultura de siempre. Sin presidente, sin nadie que se atreva a serlo, sin voluntad de pagar a Hacienda, tampoco a los acreedores y mucho menos a los abonados a los que desprecian un día sí y otro también. Y por todo ello, la tamborrada continúa.


You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies