EuroKolada

La metamorfosis herculana

FRANCISCO JOSÉ GARCÍA QUINTO. Abonado 969 del Hércules CF

El Hércules necesita una gran metamorfosis, transformarse en un club humilde pero ganador, fiel a unos principios, modelo para deportistas y jóvenes seguidores, motivo de satisfacción para los veteranos que echan la vista atrás y en definitiva estar a la altura del símbolo que representa en la sociedad alicantina.

Desgraciadamente nada de ello se cumple. Instalados desde 2013 en la derrota cumplimos cien años hundidos en la peor miseria de nuestra historia. No se trata de buscar culpables, sino de encontrar soluciones. La crítica es necesaria pero debe ser constructiva, ya que el problema es multifactorial y no se subsana apretando un botón, requiere de creatividad,
altura de miras, mirar por el bien común y ceder hasta llegar a un acuerdo beneficioso para todos.

Comparto y respeto la opinión de que Enrique Ortiz debe dejar paso a otras personas en la gestión del club. Lo sabe él, toda Alicante y cualquiera que entienda de fútbol en este país.Nadie puede soportar sobre sus hombros la pesada mochila de la ausencia de triunfos. Probablemente él no sea el culpable directo de nuestra crisis deportiva, pero sí el máximo responsable. No tiene en absoluto culpa de que variados jugadores fallen en el momento de la verdad, pero sí de confiar en los que los fichan y los entrenan. Estar en
cuarta división y fracasar cada año no es producto de la casualidad ni de la mala suerte, sino de una mejorable planificación deportiva.

Si toda la gente se pone en tu contra, tal vez tenga algo de razón. Lo que el herculanismo quiere es poder sentirse orgulloso de sus colores y eso no puede ocurrir en este declive sostenido porque nos falta de todo. No hay un presidente carismático, no hay un consejo de administración estable, fuerte y representativo.No hay suficientes exjugadores que lo han sido todo luchando desde dentro en el día a día para poner sus conocimientos en beneficio del club. No hay una dirección deportiva que acierte. No hay un entrenador que motive tanto a jugadores como aficionados y finalmente, como se demostró el pasado sábado, no hubo futbolistas a la altura de lo que se requiere.

¿Por dónde empezar a construir o a transformar? Siempre desde arriba hacia abajo. En cualquier empresa o institución la referencia la marca el presidente, el propietario, el CEO. El problema del Hércules en estas décadas ha sido la falta de un modelo empresarial convincente. Hemos sido engullidos por el cortoplacismo y se han perdido muchos años para no conseguir nada más que frustración, rabia, deuda exorbitante y problemas que amenazan nuestra viabilidad. O se cambia el modelo de gestión o estamos abocados a una pronta desaparición. Si se quieren obtener resultados diferentes no se puede hacer siempre lo mismo.

Una posible solución pasa por negociar un cambio accionarial, ese es el escenario deseable por gran parte del herculanismo, pero no así el de su propietario que busca nuevos socios que contribuyan económicamente para reflotar al Hércules. Sea como fuere, debe existir un cambio sustancial para levantar la moral de la castigada afición, que incluso en el peor momento fue capaz de dar su mejor versión. Alicante tiene muy buenos gestores y no porcasualidad es una de las provincias con más emprendedores en el país, hace falta captar ese talento o unirse a él.

Un ejemplo lo tenemos a escasos kilómetros del Rico Pérez. El Intercity capitaneado por Salvador Martí, hombre de moda en la gestión deportiva de la ciudad y Perfecto Palacio, quien dejó un estupendo recuerdo en el herculanismo en su breve etapa como consejero delegado en 2011, han conseguido el éxito que tanto se nos niega en Romeu Zarandieta. Por supuesto que la suerte ha influido en el mismo, pero tampoco puede ser casualidad conseguir cuatro ascensos en cinco temporadas. La suerte
favorece siempre a los audaces y el inmovilismo suele conducir al fracaso habitual.

Llegados a este punto, otra opción pasa por unir los destinos del Hércules y el pujante Intercity a través de una fórmula capaz de aglutinar lo mejor de cada uno. Del Hércules nos quedamos con la identidad, su nombre, sus colores, su escudo, su historia, su leyenda y la épica del sueño de El Chepa. Del Intercity la buena gestión, la audacia empresarial, el sentido común de sus dirigentes y la apuesta fuerte y decidida de crecer hasta llegar a la
élite. Alicante no tiene espacio suficiente para dos clubes en lo más alto y la afición en esta ciudad sabemos que fue, es y será siempre herculana por razones que sobrepasan lo deportivo, sólo hace falta ver hasta qué punto está interiorizado el sentimiento herculano en nuestra ciudad y en la provincia incluso en el momento más bajo de nuestra trayectoria.

No creo que sea fácil llegar a un acuerdo de ese calado, tampoco considero que vaya a contentar a todo el mundo porque cada uno es libre de tener su propia opinión, faltaría más, pero sí entiendo que esa sería la fórmula más adecuada para tener un deporte alicantino más fuerte y más integrado y un Hércules a la altura de lo que muchos deseamos. Creo además que a todos nos seduce una fórmula que aglutine fútbol, baloncesto e incluso balonmano para volver a la élite que ya disfrutamos en su momento en pasadas décadas. El potencial es enorme pero hace falta canalizarlo a través de una profesionalización adecuada, no sólo de una inversión potente, pues la potencia sin control no lleva a ninguna parte.

Una referencia en este sentido lo tenemos en el modelo Baskonia en Vitoria. Aquí en Alicante se podría dar un fenómeno similar con el Hércules y el Lucentum de la mano, pero para todo ello hace falta que todas las partes sean capaces de entenderse, que se ofrezca una propuesta creíble, razonable y positiva para los aficionados y que los tradicionales choques de egos den paso a la lucha conjunta por el bien común del Hércules, de Alicante y del deporte alicantino.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies