EuroKolada

Entre el fracaso infinito y el milagro en el Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

Hace justo diez años, Enrique Ortiz hizo saltar por los aires algo que pintaba más o menos bien en el Hércules. Con Sergio Fernández en la dirección deportiva y Carmelo del Pozo de lugarteniente del excapitán blanquiazul. Con Perfecto Palacio al frente de la gestión de un club que venía de un traumático descenso en Primera. Con diez mil abonados pese al bochorno de los meses anteriores y el equipo funcionando.

Tanto viento de popa empezó a molestar al patrón del barco que veía como otros dejaban en evidencia su incompetencia en la gestión de un club de fútbol, “nuestra casa” como definen al “juguete roto”. Y para evitar esa “afrenta”, la propiedad de la SAD metió con calzador a Carlos Parodi en el consejo de administración, cargo que fue ratificado en una opaca junta de accionistas convocada de urgencia en una tarde de sábado tras un partido en el Rico Pérez entre el Hércules y el Recreativo de Huelva.

En aquella hermética junta no hubo ni prensa ni casi accionistas. Apenas asistieron el entonces presidente Valentín Botella, el propio Carlos Parodi, el apoderado del paquete mayoritario de las acciones de la SAD y un pequeño accionista, sólo uno, el que firma este artículo, que se enteró en el estadio de lo que se cocía por allí. Aquella asamblea clandestina provocó la dimisión de Perfecto Palacio y Juanjo Huerga al entender que el nombramiento de Parodi era una imposición o intromisión inaceptable. Sergio Fernández y su equipo técnico, entre los que estaba Carmelo del Pozo, también decidieron irse pese a llevar tres meses en el club.

La crisis fue de tal calibre que obligó a la entonces alcaldesa Sonia Castedo a intervenir para convencer al director deportivo para que no abandonara el barco y el desaguisado le salpicara. Enrique Ortiz echó el resto convocando una rueda de prensa en el Rico Pérez en mitad de un partido contra el Barça B para darle “plenos poderes” a Sergio Fernández. El actual director deportivo del Alavés se quedó finalmente, aunque apenas nueve meses después fue defenestrado junto con Carmelo del Pozo por no aceptar la incorporación de Javier Portillo a la plantilla y el aterrizaje forzoso de Jesús García Pitarch a la presidencia.

Viene a cuento este redoble de tambores porque diez años después, con el equipo dos categorías más abajo, con Enrique Ortiz al timón por mucho que la afición pida su salida por las calles de Alicante y con Carmelo del Pozo en la dirección deportiva a las órdenes de los mismos que le arrinconaron hace una década. Si a eso se le une el descrédito permanente de una institución casi centenaria, lo normal es que todo vaya en sintonía con lo que ocurrió aquella calurosa tarde de sábado de septiembre de 2011.

Así, ni aunque el amo fichara a Mbappé, Messi y Neymar juntos podría funcionar este club familiar en el que priman más los intereses y egos personales que cualquier otra cosa. De esta manera, hasta la cuarta categoría del fútbol español o el filial del Granada les viene grande. Salvo que Sergio Mora haga un milagro como el que hizo Mandiá en 2005, este Hércules de Ortiz está condenado al fracaso infinito.

Porque esta Segunda RFEF, pese a ser el cuarto escalón, tiene un nivel similar a la Segunda División B de toda la vida. No hay que olvidar que en los dos últimos cursos, en esa categoría y con casi los mismos rivales, el Hércules se ha movido en puestos de descenso, motivo por el que está donde está. Y con los mismos al timón de la nave blanquiazul, que el rumbo pueda cambiar suena igual que el primer tropiezo en el Rico Pérez ante el Recreativo Granada (1-1).

PD: Hace tres meses anunciamos que no volveríamos a escribir una línea del Hércules mientras continuaran los mismos gestores. Por respeto a los aficionados hemos decidido retomar estos análisis, crónicas y/o informaciones, aunque éste artículo será el último “en abierto”. A partir del próximo será exclusivo para suscriptores o socios de EstadioDigital.es. La información independiente, sin ataduras del poder establecido, depende de tí.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies