EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La última gesta del Hércules en el Camp Nou cumple 10 años

J. A. SOLER / @jasoler65

Con todo lo que ha acontecido en el Hércules en la última década, parece que la última gesta blanquiazul en el Camp Nou frente al FC Barcelona fuera cosa del siglo pasado o del anterior. Ni mucho menos. Ocurrió hace diez años, el 11 de septiembre de 2010, y todavía continúan en el Barça muchos futbolistas que sufrieron aquel asalto en su propia casa (Piqué, Busquets y Messi).

Y es que los goles de Nelson Haedo Valdez aún retumban en el coliseo azulgrana y siguen grabados en la retina de todos los herculanos, tanto de los que viajaron a Barcelona como los que lo vieron por televisión. Sin duda, mucho más para quienes se desplazaron pues descubrieron lo que se siente cuando se vive en directo una gesta de este calibre.

Aunque han pasado demasiadas cosas en el Hércules en estos años con dos descensos que le han llevado desde la cumbre al pozo de la Segunda B, la fecha del 11 de septiembre de 2010 se ha integrado en el selecto grupo de jornadas históricas en el club blanquiazul. Si en Cataluña es festivo ese día por la celebración de la Diada, en Alicante podría ser declarado como el Día del Orgullo Herculano a pesar de que aquella gesta no sirviera para continuar en la élite.

Porque ese día tan señalado para los catalanes y para el mundo entero por otras cuestiones, también lo es ya para los herculanos. Un 11 de septiembre se produjo el mayor atentado en unos Juegos Olímpicos (Munich 72), en 1973 el general Augusto Pinochet dio un golpe de estado en Chile para tumbar al gobierno de Salvador Allende y en 2001 cayeron las Torres Gemelas de Nueva York tras un ataque terrorista sin precedentes que causó 3.000 muertos.

El Camp Nou y el Barça de Guardiola y Messi también cayeron un 11 de septiembre. No hubo víctimas mortales como en Munich, Santiago de Chile o Nueva York, pero sí una víctima deportiva que no daba crédito a su derrota. No fue contra ningún coloso del fútbol mundial, fue contra el Hércules que ese día, el 11 de septiembre de 2010, hizo honor a su nombre. Por algo su fundador le llamó de esa manera. Lástima que aquella gesta no tuviera continuidad. Pudo ser el principio de algo grande y, sin embargo, fue el principio del final.

Esa misma semana hubo una dimisión masiva de consejeros por el embargo ejecutado por la Agencia Tributaria contra los bienes patrimoniales de los directivos. Aquella situación en el consejo de administración se produjo tras la decisión de la dirección del club de no destinar los 18 millones de aval concedido por el IVF para zanjar la deuda con Hacienda y Seguridad Social. Todo ocurrió en la primera quincena de septiembre de 2010. La gesta del Camp Nou y la utilización de ese dinero público que sigue en paradero desconocido una década después.

Ahora, tras siete temporadas en Segunda B, salvados por la campana hace pocos meses de caer a Tercera, embargado por la Agencia Tributaria por una deuda que sigue sin saldarse, con el eterno rival en Primera y muy lejos de ver al Hércules en la élite, aquella tarde del 11 de septiembre de 2010 cobra una dimensión especial.

Tanto como el ridículo que hizo el amo y sus palmeros desfilando a ritmo de Paquito el chocolatero y con puro en mano en la llotja del Camp Nou. Todo un alarde de “clase” y “categoría” propio del que no supo aprovechar aquella ola buena de Barcelona para que el Hércules no se cayera de la tabla de Primera.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies