EuroKolada

El Hércules, un campeón de invierno que suele desinflarse a partir de enero

Foto: Hércules CF

La tendencia no puede ser más positiva. El Hércules Club de Fútbol acaba de coronarse como campeón de invierno de esta temporada, aventajando con un punto a La Nucía y al Intercity, sus perseguidores directos. El equipo cierra así la primera vuelta del campeonato de manera triunfal y con la alegría que suministra una escalada hasta la primera posición tras una trabajada racha de 6 victorias consecutivas.

El planteamiento de Sergio Mora, a pesar de los titubeos iniciales, está dando sus frutos en este tramo de la temporada. Eso sí, el revisionismo histórico invita siempre a afrontar con cautela la llegada del mes de enero en el Rico Pérez, donde las expectativas del Hércules tienden a desvanecerse precipitadamente año tras año.

La experiencia nos dice que después del parón navideño el arranque de la segunda vuelta suele antojarse complicado. Los motivos hay que buscarlos en el exceso de tranquilidad que tienden a vivir los jugadores tras varios días sin actividad, en las lesiones de futbolistas importantes y en la inquietud que siempre genera en la plantilla el movimiento en materia de fichajes. No obstante, todo ello ha servido para extremar precauciones a esta altura del calendario.

Es precisamente en fechas como estas cuando las apuestas en fútbol se ven condicionadas por el patrón de juego repetido por el Hércules en años anteriores. Los pronósticos tienden a confiar poco en la capacidad herculana para sobrevivir a la crudeza de enero. Las cuotas se perfilan altísimas en contra de la confianza que despiertan los alicantinos, sobre todo en las variables relativas a los primeros encuentros de la segunda vuelta.

Hay que remontarse hasta la campaña 2014/2015 para marcar el inicio de una serie de eneros fatídicos para el club. En ese año, con el equipo descendido a la Segunda División B, el Hércules se postulaba a mantener el liderato alcanzado en la fase de invierno. No fue así. Un par de empates y dos partidos perdidos al estrenar el año sirvieron para despedirse del primer puesto y de quien ejerciera como entrenador en aquel momento, José Rojo “Pacheta”.

Enero volvió a ser clave en el curso siguiente. La destitución del que fuera por aquel entonces el técnico herculano, Manuel Herrero, se consumó al cabo de las vacaciones de Navidad. Después de haberse mantenido en la lucha por el ascenso durante la gran mayoría de las jornadas previas, el proyecto comenzó a desinflase con la pérdida de puntos esenciales ya en el segundo tramo de la temporada.

La 2016 estuvo marcada por una constante irregularidad táctica. Aun así, el equipo dirigido por Luis García Tevenet llegó en diciembre a colocarse a sólo cinco puntos de las posiciones que permiten jugar la promoción de ascenso. El sueño se evaporó nuevamente en la peligrosa curva de enero, que supuso el comienzo de una pésima racha en la que se obtuvieron 10 de 27 puntos posibles. Tevenet fue destituido antes de primavera.

La historia, cómo no, volvía a repetirse un año más tarde. La temporada 2017/2018 se presentó con un temprano cambio de entrenador. Claudio Barragán sustituyó a Siviero a las cuatro semanas de iniciarse el campeonato. Una sola derrota en los diez últimos partidos de la primera ronda auguraba un recorrido prometedor, pero el equipo concluyó décimo en la tabla clasificatoria después de empezar a flaquear tras la pausa navideña. Barragán fue cesado en febrero.

El maleficio tampoco tuvo concesiones con Planagumá en la temporada 2018/2019. El técnico catalán llegó al liderato sumando 32 puntos en un comienzo de liga espectacular, aunque todo se vio truncado con un par de derrotas seguidas en los primeros compases de la segunda vuelta. El conjunto herculano no encontró después ocasión de regresar a la primera posición.

El escenario que se presentó al año siguiente fue el peor de los cosechados hasta la fecha. El Hércules salvó el periodo decembrino con una trayectoria al alza, esperanzadora en la suma de puntos. Fue a partir de enero cuando la inestabilidad se apoderó del club hasta sumirlo en puestos de descenso. Vicente Mir, el entrenador que ocupaba el cargo en aquella época, fue despedido al mes siguiente.

Finalmente, sólo resta apuntar la tragedia vivida el año pasado por el equipo, que acabó bajando a la Segunda División RFEF, la cuarta categoría del fútbol español, contra todo pronóstico. Una circunstancia que no entraba en los planes del club y que se vio hecha realidad a partir de un empate y una derrota fundamentales en la ya desafortunada cuesta de enero.

El actual técnico del Hércules, Sergio Mora, ha dejado ver en rueda de prensa que sabe perfectamente cuáles son los antecedentes adversos y cómo eso puede servir de correctivo para no caer en los mismos errores. Cuajar una victoria a partir de este momento sería determinante para marcar el rumbo en lo que queda de campeonato y acreditar así la línea alcista del equipo.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies