EuroKolada

El Hércules aplica la cultura de siempre con sus abonados

J. A. SOLER / @jasoler65

Eso es lo que piensan muchos abonados del Hércules que reclamaron a principios de octubre el reembolso de los partidos no disfrutados en el estadio Rico Pérez durante la segunda mitad de la temporada pasada y ven como el club de sus amores los toma como un acreedor más que lo tiene en chino para cobrar lo que le deben.

Tras cancelarse el campeonato liguero por la crisis sanitaria a mediados de marzo, el Hércules guardó silencio sobre este asunto hasta el mes de septiembre cuando anunció que abría un plazo de diez días, del 1 al 10 de octubre, para que los abonados pudieran ejercer su derecho a reclamar el correspondiente reembolso, entre otras fórmulas de compensación.

Transcurridos más de dos meses desde la finalización del plazo, el club sigue sin comunicar nada al respecto a sus abonados pese a anunciar en su día que “estudiaría cada una de las peticiones” para ponerse “en contacto con cada uno de ellos”.

Sesenta días después de recibir el club una avalancha de reclamaciones, una parte importante de los solicitudes, por no decir la totalitad, no han obtenido respuesta alguna por parte de un Hércules que, por otra parte, sigue sin presidente desde hace seis meses.

Ante esta falta de interés y sensibilidad por parte de los responsables de la SAD, algunos abonados ya se están planteando denunciar a la entidad blanquiazul ante Consumo por no reembolsar, ni siquiera informar, sobre la devolución de la parte de su abono no disfrutada.

De hecho, la ley sobre espectáculos públicos y actividades recreativas o deportivas establece en uno de sus artículos que “los usuarios tendrán derecho a la devolución total o parcial del importe abonado por las localidades, en el supuesto de que el espectáculo o actividad sea suspendido o modificado sustancialmente”.

El Hércules de Enrique Ortiz y cía, escrupulosamente fiel a su cultura de impagos e incumplimientos, apuesta por dar largas a su clientela de la misma manera que hace con administraciones públicas, personal o proveedores de todo tipo, entre otros muchos.

Y es que tres concursos de acreedores en 20 años acreditan sobradamente este “modus operandi” que no respeta siquiera ni a sus más fieles seguidores. Nada que sorprenda a estas alturas por mucho que insistan en el Rico Pérez con una supuesta “nueva cultura” que más bien es la “cultura de siempre” al no diferir en absoluto de la que ha imperado en el Hércules en estas dos últimas décadas de infausto régimen.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies