EuroKolada

El herculanismo acorrala a Enrique Ortiz para que salga del Hércules

ESTADIODIGITAL.ES /Fotos: Unidad Herculana y Penya Negre Yoma

No fueron ni cuatro monos ni cuatro locos con un tambor -así es como descalifica el propietario del Hércules a los que critican su gestión-. Fueron muchos más, los sufcientes para dejar claro que la afición y el sentimiento blanquiazul están muy por encima de una propiedad futbolística que en este partido final ha recibido un bofetón en toda regla.

Con independencia de las cifras en la manifestación del orgullo herculano, la sensación que deja la movilización es que el herculanismo ha acorralado a Enrique Ortiz para que abandone una institución centenaria que forma parte del patrimonio social y cultural de la ciudad de Alicante.

La protesta fue convocada por varios colectivos de aficionados, como Asociación Herculanos o Unidad Herculana, y ha contado el respaldo de numerosas peñas del equipo, que la próxima temporada competirá en Segunda División RFEF, la categoría más baja en su casi centenaria historia.

La manifestación, repleta de aficionados con camisetas, banderas y bufandas con los colores blanquiazules, ha partido de la Plaza de los Luceros, emblemático punto para los seguidores, ya que es el lugar en el que se celebran los éxitos deportivos, y se ha trasladado tras recorrer varias calles del centro hasta el Ayuntamiento.

Durante varios puntos de la marcha, que tenía como lema “Ahora o nunca”, se han ido sumando aficionados a la manifestación, sobre todo en La Rambla, donde el número de manifestantes ha crecido de forma exponencial.

Dos pancartas pidiendo la marcha de Ortiz y una bandera gigante con la cara de Vicente Pastor, fundador del club, han sido las encargadas de abrir la comitiva, en la que ha habido una notable presencia de jóvenes seguidores. Éstos han coreado en numerosas ocasiones consignas contra el propietario del club y han cantado el himno del Hércules.

Ya en la plaza del Ayuntamiento, y ante un aforo menor al de la manifestación, tres aficionados en representación de tres generaciones de seguidores herculanos han leído un manifiesto en el que han denunciado la pérdida de categoría deportiva e institucional de la entidad y han reclamado que Ortiz ponga en venta el club.

“No tenemos miedo a lo que puede pasar si se va, porque ya no puede ir a peor”, señaló Fernando Paterna, quien calificó la entidad herculana como “símbolo de la ciudad”. “Vicente Pastor llevó al Hércules a Primera de la nada. Ortiz lo ha llevado de Primera a la nada” añadió el seguidor.

Posteriormente, Andrea Piñeiro, aficionada y ex jugadora del equipo femenino, denunció que el Hércules lleva dos décadas “secuestrado”, mientras que Pablo Sainz, joven hincha del equipo no exigió éxitos deportivos, pero sí seriedad institucional a los dirigentes y que se cumplan los compromisos.

Con todo ello, los herculanos se sintieron orgullosos de serlo. Y no por ganar un partido o lograr un ascenso, sino por dejar bien claro que la actual propiedad del Hércules no representa al que siempre ha sido su equipo.

Una última bala del herculanismo que ahora espera el tiro de gracia del alcalde de Alicante, obligado a dar un paso más al frente para buscar un solución.

De la misma manera que en 1999 la política encontró una fórmula para que Enrique Ortiz entrara en el Hércules, también pueden hacerlo para sacarlo de forma pactada, sin que cueste un euro a las arcas públicas y dejando el club con vida, no muerto y enterrado. Es cuestión de voluntad, especialmente por parte del amo de la SAD y de Alicante.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies