EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Y la bestia herculana despertó

J. A. SOLER / @jasoler65

La mayoría de los jugadores del Hércules debieron quedarse perplejos el sábado viendo la respuesta de la afición blanquiazul en la Nueva Condomina. Más de un futbolista que a lo largo de la temporada ha visto la desconexión absoluta que ha existido entre la grada y el equipo no daría crédito a lo que presenció en Murcia con una hinchada volcada y animando sin cesar cuando las cosas pintaban peor que mal.

Hacía tiempo que no se veía a los aficionados herculanos animar con rabia y orgullo. Y es que tampoco se recuerda un ambiente tan desangelado como el que se ha vivido en el Rico Pérez durante toda la campaña. No es que el estadio alicantino sea una caldera, pero el maltrato que desde hace años lleva sufriendo el abonado por parte de quienes dirigen el club condujo a esta actitud tan pasiva que ha rozado la huelga de animación a modo de protesta silenciosa por las barbaridades que se cometen en el Hércules desde hace 15 años. Afición Hércules

Después de comprobar que esa bestia blanquiazul despertó en Murcia, los que mandan en el Hércules vuelven a ir con el paso cambiado a la hora de tomar decisiones que afectan a su clientela más fiel. Evidentemente, no es abusivo pagar entre 7,5 y 12 euros por ver en el Rico Pérez un partido de promoción contra un rival como el Cádiz. Para nada. Prueba de ello es que muchos gastaron el doble o más desplazándose a la Nueva Condomina. Queda claro que no es una cuestión económica.

El cabreo del personal es por otra cosa. Lo que el club considera un premio o un detalle, para el abonado es un agravio que puede tener graves consecuencias en la campaña de abonos de la próxima temporada. Como se suele decir, pan para hoy, hambre para mañana. Porque en el Hércules, cuando llega lo bueno (eliminatorias de ascenso), tratan de igual manera a los que no se bajaron del barco tras el descenso a Segunda B que a todos los que ahora se suben al “Elena” con viento a favor. Son respetables ambas posturas, pero nunca pueden tener los mismos derechos ni, desde luego, las mismas ventajas. Es el “aeiou” del fútbol y los dirigentes herculanos parece que aún no han llegado a esa lección.

El Cádiz, rival del Hércules en esta eliminatoria, fijó antes del sorteo los precios para el partido de vuelta en el Ramón de Carranza del próximo 14 de junio. Los abonados cadistas apenas pagan 5 euros pese a ser muchísimos más que en el Hércules.  Obviamente, no faltará ni uno a la cita en el estadio gaditano. Como muestra, en el primer día de venta -martes 2 de junio- las colas para adquirir localidades fueron enormes tal y como se puede ver en la última imagen que ilustra este artículo. Afición Hércules

En cambio, el Hércules pondrá a la venta las entrada para el choque de ida, que se disputa 7 días antes, 24 horas después que el Cádiz para el de vuelta. Esa es la diferencia. Ya no es una cuestión de ir por delante de la jugada, algo imposible teniendo en cuenta cómo se trabaja en los despachos del Rico Pérez, sino de fijarse en cómo lo hacen otros. Vale hasta copiarles. Ni eso. Debe suponer demasiado trabajo o pensar en exceso.

Y por cosas de estas, entre otras muchas, la bestia ha estado tanto tiempo dormida. Ahora ha despertado porque sabe que sus jugadores, los únicos que pueden hacer que este barco vaya a buen puerto, necesitan su aliento más que nunca. La afición, que es lo suficientemente madura y consciente de lo que hay en juego, está muy por encima de esos dirigentes que la maltratan y, como ocurrió en Murcia, en la eliminatoria ante el Cádiz volverá a dar una lección de sentimiento por un escudo llenando el Rico Pérez este domingo y viajando en masa al Carranza. Eso sí, algunos ya pueden ir rezando para que esa bestia únicamente tenga ojos y garganta para el equipo y no tanto para el palco.

colas carranza

 

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?