EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Victoria o catarsis

FRANCISCO J. GARCÍA

Ha llegado el momento de lograr una victoria en el Hércules. Son demasiadas las semanas que lleva este equipo intentando reaccionar y siempre hay algo que lo evita. Después de dos meses y una semana sin probar las mieles del triunfo, el Rico Pérez necesita por fin celebrar algo positivo y calmar la difícil situación que vive el club, con un entrenador que se juega el puesto cada semana, unos jugadores que no rinden lo debido y una directiva que resta más que suma. Toca victoria o catarsis.

La afición está deseosa de volver a celebrar goles en el Rico Pérez, algo que no ocurre desde el día 15 de Septiembre, ante el Real Mallorca pero ante todo quiere sumar ya los tres puntos cortando de raíz la hemorragia de goles en contra y de fallos personales y colectivos que han propiciado el hundimiento del equipo en la penúltima plaza.

En la faceta puramente deportiva, Quique Hernández dará continuidad al bloque de jugadores que han conseguido una mínima mejoría de resultados, aún insuficiente para sacar la cabeza del descenso. La única novedad parece ser la vuelta de Javier Portillo a la delantera, formando dupla atacante con Gorka Azkorra. El jugador damnificado será David Ferreiro, pasando Adrián Sardinero a la banda derecha y desplazando a Eldin desde la mediapunta a la banda izquierda.

Sin duda una apuesta valiente e inédita en lo que llevamos de liga. La ocasión lo merece. Enfrente estará la poderosa U.D. Las Palmas, un equipo histórico que busca recuperar la élite y para ello ha invertido muy bien en jugadores capaces de marcar la diferencia en esta categoría. Prácticamente casi todos sus jugadores serían titulares en la mayoría de equipos de esta división. Tal vez el más destacado es el veteranísimo Juan Carlos Valerón, pero a su lado hay significativos jugadores como Masoud, Nauzet Alemán, Aythami Artiles, Momo, Chrisantus o Apoño, si bien este último ha quedado fuera de la convocatoria.

El peligro puede venir de cualquier parte. Lobera ha logrado conjuntar un bloque sólido, que ha mantenido su puerta imbatida en cuatro de los últimos cinco partidos, en los que precisamente está invicta. Llegan en racha de resultados y a un punto del ascenso directo. El técnico del equipo canario apostará para este partido por Barbosa en la portería, Ángel López en la banda derecha, Xabi Castillo en el lateral izquierdo, Aythami Artiles y Deivid como centrales, Javi Castellano o Nauzet Alemán y Vicente Gómez como referentes en la medular, con una línea de tres mediapuntas con Valerón, Tana o Asdrúbal y Masoud, asistiendo al punta nigeriano Chrisantus, en plena racha anotadora.

Este Las Palmas está llamado a conseguir el ascenso directo, por plantilla y por historia. El Hércules tendrá un partido muy complicado pero ni mucho menos imposible. Hay equipo para poder ganar, siempre y cuando los once futbolistas que salgan lo den todo por este escudo y jueguen con inteligencia pero al límite de sus fuerzas. Si se da todo en el terreno de juego, la afición pondrá de su parte para que no vuelvan a escaparse puntos del coliseo blanquiazul y es precisamente esa comunión entre jugadores y aficionados la única que hará que el Hércules no muera nunca, por más que se vivan tiempos difíciles.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?