EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Urgen decisiones drásticas en el Hércules

FRANCISCO JOSÉ GARCÍA QUINTO. Abonado 1.055 del Hércules.

Lamentable, penoso, insulso e infame son adjetivos calificativos que se quedan cortos para describir el inicio de temporada del Hércules 17/18, víctima nuevamente del amiguísimo, del compadreo, la autocomplacencia  y la mala planificación deportiva. De todos era conocido que apenas valía casi ningún integrante de la plantilla del año anterior y sin embargo se ha conservado una base que ha terminado por contagiar al resto. Al Hércules del año anterior había que demolerlo por completo y no darle continuidad. Si además de esto sumamos que el proyecto nace tarde y que no se ha acertado en casi ningún fichaje, la situación es tétrica.

El Hércules actual  diseñado por Javier Portillo y  Juan Carlos Ramírez  es uno de los peores fiascos que hemos vivido en Segunda división B. Se puede decir que si  ha ganado un partido de seis jugados en liga, lo hizo gracias a un discutible arbitraje a favor que concedió un penalti que no era y contra un rival que jugó más de medio partido con un jugador menos. El otro encuentro ganado fue  en la Copa del Rey con otro penalti injusto ante uno de los colistas del grupo IV y en la prórroga.Esa es la auténtica realidad y no hay otra, por más que se quiera maquillarla. La mayoría de jugadores que han venido no sirven o ya no sirven por más que antes sirviesen para este club. Se vive del presente y no del pasado y más de la mitad del vestuario está más cerca de la retirada que de hacer algo importante en el mundo del fútbol. Urge un cambio de ciclo que ya tuvo que producirse en junio pero que no se produjo. Urge fichar a un buen técnico,  a un goleador o varios y no a una pléyade de mediapuntas que no son resolutivos  ni a un jugador que pelea mucho pero es romo de cara a gol. Urge fichar a un mediocentro bueno y no parchear la zona con cedidos o dándole galones a quien no está a la altura.

Portillo y Ramírez tras la jornada 6 y la eliminación de Copa en casa y ante el máximo rival tienen que tomar medidas urgentes contra una plantilla y un entrenador que no reaccionan. Puede que se hayan equivocado en parte de la planificación, sobre todo con el entrenador, el mediocampo y la delantera pero aún se está a tiempo de enmendar la plana y de que podamos cambiar la opinión respecto a la labor que están desempeñando. En un lugar donde la exigencia es máxima no se puede soportar un rendimiento ínfimo. La inacción ya nos llevó al descenso de 2014 y a la debacle del año anterior. No es de recibo que después de fichar 12 jugadores dependamos  exclusivamente de dos: Juli y Chechu para marcar alguna diferencia  y que no se sea capaz ni de amarrar un empate en casa de un rival de barrio que aún no había ganado en su feudo y cuyo presupuesto es muy inferior al nuestro. Basta ya de hacer el ridículo. Si el entrenador no consigue resultados y no convence absolutamente a nadie se debe cumplir la ley del fútbol. Es mejor reconocer un error y subsanarlo a tiempo a meternos abajo y provocar que los aficionados dejen de asistir al Rico Pérez. Hace falta mano dura en el vestuario y sobre todo hechos. Ya estamos cansados de buenas y falsas palabras o de discursos que no se sostienen sobre el césped. Si de verdad queremos optar al ascenso esta temporada hace falta una decisión drástica ahora y muchos cambios en el mercado de enero. No somos una ONG ni una casa de acogida, se supone que somos un club de fútbol histórico que opta a la excelencia en esta división y hay ciertas cosas que no se deben dejar pasar guste o no, de lo contrario no tiene ningún sentido que digan año tras año que se quiere ascender y nos cobren unos abonos carísimos para enfrentarnos año tras año contra el muro del fracaso que ellos están diseñando para nosotros.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?