EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Una deuda letal que debería pagar quién la causó

ANTONIO GUIJARRO

Lo que le faltaba al Hércules después de no conseguir el ascenso a Segunda División. La decisión de la Unión Europea de declarar ilegal un préstamo que Enrique Ortiz pidió al IVF. Y es que el impago de aquellos 18 millones de euros con los intereses más una sanción añadida de 6 millones suma un total de más de 24 millones de euros.

¿Y ahora qué? Esta situación podría suponer el fin de la existencia de una entidad casi centenaria tal y como deslizó el director del Instituto Valenciano de Finanzas cuando hizo una primera valoración del fallo de Bruselas. Sería muy triste aunque no conviene olvidar en estos momento cómo y de qué manera se pidió aquel préstamo. logo-san-rocco-negro-2

Me vienen a la memoria unas escuchas publicadas por el diario El Mundo en las que Enrique Ortiz presionaba a Sonia Castedo para que apretara a la Generalitat con el objetivo de conseguir los 18 millones de euros que, por cierto, nunca se supo donde fueron a parar. Con todo esto, lo más lógico es que ese dinero lo devolviera el que lo pidió y aún no ha acreditado en qué lo gastó.

Sin embargo, no parece que eso vaya a ocurrir y será el Hércules el que pague o sufrir las consecuencias. A esto hay que añadir que en esta próxima temporada se retoma el convenio de acreedores, otros 20 millones de euros de deuda -sin la quita del concurso sería el doble- que generó el mismo que ahora ha perdido el Rico Pérez por no cumplir con el préstamo avalado por el IVF. Entre unas cosas y otras, hablamos de una cantidad próxima a los 50 millones de euros que podrían poner fin a casi 100 años de historia.

La excusa de pagar con el ascenso parece que no cuela ya en las instituciones con el historial de impagos que tiene esta gente. Ojalá me equivoque, pero si no hay un acuerdo político el Hércules puede quedar reducido a la nada. Es duro escribirlo aunque más duro sería contar un faltal desenlace. Como siempre, la afición se queda indefensa y sin poder hacer nada por su equipo.

Todo lo que está sucediendo viene advirtiéndose desde hace años aunque casi nadie ha querido escucharlo. Ahora podría resultar tarde porque esta deuda con el IVF parece letal. La única solución es que Enrique Ortiz pague y se vaya definitivamente del Hércules aunque ese escenario es poco probable. Si esto no llega, todo apunta a que habrá que bajar la persiana antes de llegar al centenario de la entidad si la Santa Faz no lo remedia. Ahora, más que nunca, Macho Hércules.

 

 

 

 

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?