EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Un inversor inglés llegado de la mano de los exjugadores toma ventaja para comprar el Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

De las tres propuestas que han llegado al alcalde Gabriel Echávarri de la mano de los exjugadores del Hércules para hacerse cargo del club alicantino hay una que ha tomado ventaja sobre las demás. La mejor posicionada para negociar con el Instituto Valenciano de Finanzas la propiedad de un 70% de las acciones y la titularidad del estadio Rico Pérez es desde un primer momento un inversor inglés cuyo planteamiento incluye la construcción en Alicante de la mayor academia de fútbol de Europa.

Este megaproyecto es el que puede decantar la balanza para el Ayuntamiento de Alicante que haría fuerza ante el IVF para que saliera adelante. Es bueno para el Hércules, pero todavía es mejor para la ciudad. De hecho, estas noticias también han llegado a otros inversores que, al igual que el grupo inglés, fue puesto en contacto con Echávarri gracias a la mediación de los exfutbolistas herculanos.

El alcalde parece tener clara la alternativa a Enrique Ortiz en el Hércules. Este inversor inglés ha mantenido más contactos con el Ayuntamiento de Alicante con anterioridad a la última reunión mantenida con Echávarri el pasado  15 de septiembre en la que, con presencia de varios exjugadores, se abordó por primera vez la posibilidad de que el club blanquiazul formara parte de la propuesta inglesa.

Las dos primeras reuniones del inversor inglés en el Ayuntamiento de Alicante fue para tratar únicamente el proyecto de la academia internacional de fútbol. El tema del Hércules no se abordó entonces. La primera cita tuvo lugar con Sonia Castedo como alcaldesa todavía. Fue hace un año y, pese a que la oferta era muy atractiva para la ciudad, no hubo acuerdo con el anterior equipo de gobierno.

Según ha podido saber EstadioDigital.es, el empresario británico, cuya identidad prefiere mantenerla aún en el anonimato, volvió al Consistorio alicantino hace algo más de un mes para retomar con el nuevo alcalde sus planes relativos al complejo deportivo que pretende construir en Alicante con una inversión estimada en 50 millones de libras esterlinas (unos 60 millones de euros), según afirmó el propio inversor a los exjugadores.

Semanas después de aquel encuentro, Gabriel Echávarri volvió a verse con la misma persona en el Ayuntamiento. En esta ocasión, el inversor inglés llegó junto al grupo de exjugadores del Hércules. Y en esta última reunión, la que se celebró el pasado 15 de septiembre, sí que se abordó la posible venta del 70% de las acciones y del estadio Rico Pérez por parte del IVF.

El interolocutor británico conoce perfectamente la situación del Hércules con el Instituto Valenciano de Finanzas. Es más, ve difícil que la operación de venta de las acciones y estadio pueda llevarse a cabo en los términos que ofrece el alcalde. Por ello el inversor inglés, que acudió con un traductor, pretendió que Gabriel Echávarri firmara que el Hércules y el estadio podían adquirirse por “sólo” 7 millones de euros pues se muestra convencido de que el IVF exigirá en su momento toda la cantidad avalada para llevar a cabo la operación.

Y es que este grupo inversor ya estuvo a punto de adquirir el Elche CF hace varios meses cuando su presidente José Sepulcre buscaba dinero para intentar cumplir con Hacienda y evitar el descenso a Segunda División.  Hubo principio de acuerdo por una cifra próxima a los 40 millones de euros, cantidas suficiente para que el club ilicitano hubiera saldado de sobra las deudas que le ponían en situación límite. Sin embargo, y según fuentes próximas al inversor inglés, el consejo de administración del Elche optó por buscar un préstamo fantasma que nunca apareció para no perder el control de la entidad y la operación, que también incluía la academia internacional de fútbol, no se cerró.

Tras buscar otros posibles emplazamientos en la provincia de Alicante para el complejo deportivo, surgió la posibilidad de retomar el asunto en Alicante a través de los exjugadores del Hércules que habían presentado fechas antes un proyecto deportivo para dar viabilidad al club alicantino. El inversor británico quedó impresionado con el plan de trabajo y las ideas de los exfutbolistas pues entendía que podía desarrollarse tanto en el club blanquiazul como en la academia cuyo objetivo es invertir en la formación de jóvenes futbolistas para una posterior rentabilidad mediante traspasos.

El complejo constaría de varios campos de juego con residencia para todos los alumnos o equipos. La idea es que Alicante pueda contar con la mayor escuela de fútbol de Europa y que en dichas instalaciones de primer orden, que tambiénserían utilizadas por el Hércules, pudieran realizar stage muchos clubes extranjeros de la misma que lo hacen en La Manga o en Oliva. La necesidad de contar con el paraguas de un club con tradición es lo que ha llevado a este grupo inversor a interesarse por el control del Elche hace meses o del Hércules en la actualidad.

El plan del Ayuntamiento de Alicante de potenciar el turismo deportivo y, al mismo tiempo, solucionar la situación del Hércules es lo que ha llevado a tener muy en cuenta esta propuesta inglesa que entre ambos proyectos contempla una inversión de unos 100 millones de euros (60 para la academia y 40 para el club). Sin duda, de concretarse podría resultar algo extraordinario para Alicante y al mismo tiempo para el Hércules.

 

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?