EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La auditoría considera insuficiente el plan de viabilidad del Hércules para eludir su disolución

J. A. SOLER / @jasoler65

Demoledor. Así es el informe de auditoría de las cuentas del Hércules hasta el 30 de junio de 2013. Auren Auditores ha dejado bien claro que existen factores de riesgo en el plan de viabilidad presentado por el consejo de administración de la SAD y, por tanto, duda sobre la capacidad del club “para generar los flujos de efectivo necesarios para cumplir con el convenio de acreedores y los compromisos de pago asumidos en el mismo”.

El informe de auditoria firmado el pasado 8 de octubre de 2013 por el auditor Rafael Nava Cano incluye unas “incertidumbre significativas” sobre la capacidad de la sociedad blanquiazul para continuar sus operaciones “que pone de manifiesto la existencia de indicios de dudosa solvencia”. Auren Auditores argumenta sus dudas “en la actual situación de la economía española e internacional y en particular del sector futbolístico que ha disminuido significativamente su capacidad de generar ingresos de derechos audiovisuales, patrocinios y publicidad”.

La auditoría también estima que juega en contra del futuro económico del Hércules “el elevado porcentaje de pignoración de los ingresos futuros a favor de la Agencia Tributaria y la Tesorería General de la Seguridad Social en garantía del cumplimiento de sus respectivos convenios de aplazamiento”.

Con todas estas circunstancias descritas, Auren Auditores llega a la conclusión de que “las medidas planteadas por el Consejo de Administración son insuficientes para restablecer la situación patrimonial y eludir la causa de disolución mercantil”.

Este informe, al que ha tenido acceso EstadioDigital.es, viene a confirmar que las “soluciones” planteadas por el Hércules para garantizar su supervivencia mediante una ampliación de capital de 3 millones de euros, además de la pignoración de deuda en acciones con algunos acreedores, no solventan la situación económica del club en ningún caso.

Para cumplir el convenio de acreedores, el Hércules asumió unas obligaciones de pago a partir de 2014 de casi tres millones de euros anuales, incluyendo en este importe el millón de euros que debe abonar a la Agencia Tributaria por los 8.723.582 € que el club adeuda. De ahí que el informe de la auditoría sea tan poco optimista con el futuro de la sociedad blanquiazul

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?