EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Un error administrativo lleva al Hércules a tener pendiente de cobro 408.267 euros por Drenthe

J.A. SOLER / @jasoler65

La presencia de Royston Drenthe en el Hércules durante la temporada 2010-2011 no solo fue un quebradero de cabeza en el aspecto deportivo con las constantes salidas de tono del jugador holandés, sino que la sombra del futbolista se prolonga tres años después de su etapa blanquiazul por cuestiones económicas.

Tras el controvertido paso de Royston Drenthe por el Hércules, el club decidió no abonar al futbolista la ficha establecida para esa temporada 2010-2011. La entidad alicantina dejó una cantidad pendiente de pago al holandés de 1.915.503 euros que fueron asumidos por el Real Madrid, club propietario de los derechos del jugador.

El Real Madrid se vio obligado a abonar a Drenthe la ficha del año que militó en calidad de cedido en el Hércules, pero al mismo tiempo se convirtió en acreedor por el importe citado de la SAD blanquiazul al entrar en procedimiento concursal.

Los casi dos millones de euros que reclamó el Real Madrid en el concurso de acreedores fueron liquidados en su día con cargo a la ayuda al descenso que recibio el Hércules. Sin embargo, un error administrativo de carácter fiscal hizo que las retenciones liquidadas a la Agencia Tributaria fueran incluidas por valor de 408.267 euros apareciesen igualmente como saldo deudor en el listado de acreedores.

El importe neto de lo que el Hércules adeudaba a Drenthe ascendía a 1.455.782 euros mientras el crédito reconocido al Real Madrid en el concurso de acreedores incluyó el 24% de IRPF cuando el obligado al pago a la Agencia Tributaria es el club alicantino y no la entidad madridista, tal y como se desprende del acuerdo de aplazamiento firmado por el Hércules con Hacienda.

En consecuencia, el Hércules ha reconocido en sus cuentas un derecho de cobro de 408.267 euros equivalente a la retención del 24% de IRPF aplicado al 1.915.503 euros bruto que fue incluido erróneamente como pasivo ordinario en el proceso concursal de la SAD blanquiazul.

Royston Drenthe jugó en el Hércules en calidad de cedido durante la temporada 2010-2011, la última que el equipo blanquiazul militó en Primera División. El futbolista holandés protagonizó diversos incidentes en su estancia en Alicante, el más sonado cuando resultó cazado por la Policía conduciendo su vehículo a 160 kilómetros por hora por las calles de la capital alicantina.

El jugador cedido por el Real Madrid regresó dos semanas después de las vacaciones de Navidad argumentando que no estaba al día en el cobro de su salario al tiempo que acumuló varias sanciones internas en el Hércules por actos de indisciplina. Una pesadilla de la que todavía quedan coletazos.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?