EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Un 11 de canteranos en el Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

Con la confirmación de Alex Muñoz, la renovación de Pedro Inglés y la aparición de Tabala vuelve a demostrarse que la maltratada y ninguneada cantera del Hércules sigue dando frutos. A pesar de prestarle mínima atención, el fútbol base blanquiazul ha regado de jugadores el fútbol profesional español. Unos pocos fueron traspasados, a otros se les abrió la puerta antes de que cuajaran y otros tuvieron que emigrar por no sentirse arropados en su propia casa.

Y es que haciendo un recuento de futbolistas que, como mínimo, han jugado en Segunda División durante la última década, podría formarse un competitivo once de canteranos en el Hércules. Un equipo blanquiazul integrado por Toño en la portería, Córcoles, Alex Muñoz, Samuel y Jordi César en defensa, Manolo Martínez, Miguel de las Cuevas, Kiko Femenía y Vicente Pérez en el centro del campo con Eldin Hadzic y Máyor en ataque habría sido perfectamente posible durante los últimos años. Un 11 netamente alicantino, canterano y de bajo coste.

Esta formación podría completarse con otros futbolistas como Carbonell, Clausí, Borja, Raúl Ruiz, Lauren, etc, además de otros que están en la actual plantilla blanquiazul como Iván Buigues, Baldo, Juanma o Sellés. Algunos de estos últimos han sido profesionales y otros juegan actualmente en equipos que militan en la misma categoría que el Hércules. Lo que resulta extraño es que sean considerados como válidos para Segunda B por otros clubes y, en cambio, no lo sean para el equipo en el que se formaron y que en más de un caso lo tendrán como rival en esta misma temporada.

Además, también habría que añadir la presencia de otros futbolistas alicantinos que han despuntado en categorías profesionales como los aspenses Pedro (Zaragoza) y Lillo (Éibar) o Fofo (Ponferradina), entre otros. Jugadores que estuvieron al alcance del Hércules cuando militaban en clubes de la provincia y a los que no se le hizo el seguimiento que otros sí hicieron. Otra importante parcela que tampoco se ha cuidado mucho en la entidad blanquiazul.

Y es que únicamente con el dinero ingresado con los traspasos de Córcoles al Valencia, Samuel al Celta, Miguel de las Cuevas al Atlético de Madrid, Raúl Ruiz al Real Madrid, Kiko Femenía al FC Barcelona o Eldin Hadzic al Zaragoza, además de los derechos de formación de Toño por sus posteriores traspasos en Primera División (el Racing pagó más de un millón de euros al Recreativo), podría haberse financiado el coste del fútbol base durante muchísimos años y dotar a la cantera de unas instalaciones adecuadas para no ir constantemente de prestado.

Pese a estas evidencias, el Hércules sigue considerando a la cantera como algo “secundario”, según ha apuntado en reiteradas ocasiones Juan Carlos Ramírez, porque la “prioridad” en Segunda B “es el primer equipo”. Mientras tanto, los técnicos de la temporada pasada estuvieron sin cobrar, las cuotas de los chavales por vestir la camiseta blanquiazul se desvía a personal enchufado del club, el segundo equipo juvenil juega con el uniforme rojiblanco conmemorativo del 90 aniversario sin que haya coincidencia de colores con el rival, prescinden de entrenadores que la temporada pasada ascendieron a sus equipos juveniles a categoría nacional o hipotecan todo el fútbol formativo para ahorrar cuatro euros tras un festín de comisiones. Por citar unas pocas situaciones

Si en estas condiciones salen jugadores como Eldin Hadzic, Alex Muñoz o Pedro Inglés, entre otros, es una muestra más de que en el fútbol 2+2 no son 4 en muchas ocasiones. La cuestión es que si se hicieran bien las cosas, terminarían saliendo las cuentas y el Hércules podría tener futuro y ser viable. Si se hacen mal o simplemente no se hacen, te podrá salir algún jugador de la cantera, pero nunca saldrán las cuentas.

Hércules B juvenil

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?