EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Turismo deportivo por la ruta pirenaica del Tour de Francia

J. A. SOLER / @jasoler65 logo-san-rocco-negro-2

El turismo de eventos deportivo está en auge. Son muchos los que aprovechan citas deportivas de primer nivel para disfrutar de sus vacaciones. Juegos Olímpicos, Mundial o Eurocopa de fútbol, Wimbledon, Fórmula Uno o el Tour de Francia ofrecen un amplio abanico de posibilidades para plantearse un viaje diferente.

El Tour de Francia es uno de ellos. La organización de la carrera ciclista más importante del mundo calcula que 12 millones de personas presencian etapas en directo el paso del pelotón. Los días más concurridos coinciden con las jornadas de alta montaña. Así, tanto en los Alpes como en los Pirineos se congregan miles de aficionados que planifican sus vacaciones en función del itinerario de la ronda francesa.

Para los españoles, los Pirineos se convierten en el destino favorito. Aunque hay muchos lugareDSCN1340s idílicos para montar base, EstadioDigital.es recomienda el Lago de Loudenville, en el corazón del Valle de Louron y a los pies de míticos puertos del Tour de Francia como el Col de Peyresourde, Azet-Vall Louron y Aspin. Algo más alejados quedan el Tourmalet y el Aubisque, pero accesibles desde el citado énclave.

Loudenville es un lago artificial que se ha convertido en los últimos años en un magnífico centro turístico. Cuenta con un centro de relajación de agua termal –Balnea– que invita a descubrir todos los baños en el mundo. Desde la estación de esquí de Val Lourón puede practicarse parapente así como actividades acuáticas -piragüismo, esquí naútico, etc- y de montaña -rutas de senderismo, etc-.

Los amantes de la bicicleta encuentran su paraíso terrenal en Loudenville. Desde el mismo lago se accede rápidamente al Col del Peyresourde, en donde se encuentra la estación de esquí de Peyragudes y un refugio de montaña en la cumbre del puerto, parada obligada para todos los cicloturistas, en donde sirven unos deliciosos crepes por sólo 50 céntimos. También se puede comer a buen precio, algo que no es fácil en Francia.

Muy cerca del Lago de Loudenville, en la confluencia de los valles de Louron y Aure, se encueaspin okntra la localidad de Arreau, punto de partida para ascender el Col de Aspin. Por la carretera, al igual que en Peyresourde, hay que sortear decenas de aficionados ciclistas que no dudan en desafiar las rampas de este puerto en bicicleta. En lo alto, a 1.489 metros de altitud, se puede disfrutar de maravillosas vistas del valle de Aure que empieza en Arreau y termina en Saint Lary Soulan, otro centro turístico de alto nivel que mira a España y al Col de Azet-Louron.

El lado del puerto de Aspin está escoltado por el Lago de Payolle, en pleno valle de Campan. Payolle es otra estación turística rodeada por un bosque de pinos que cuenta con alojamientos en lo alto de los árboles, al más puro estilo Tarzán, con vistas al lago y a la imponente silueta del Pic du Midi. La próxima localidad de Saint Marie de Campan, hermanada con el municipio alicantino de Bañeres de Mariola, abre la puerta al Tourmalet, otro puerto mítico del Tour de Francia.

En lo alto del Tourmalet, a 2.115 metros, hay un monumento al ciclista y enfrente el restaurante Col du Tourmalet, un auténtico museo del Tour en donde se puede comer a precio razonable con una vistas imponentes. Desde ahi puede bajarse por el lado de la estación de esquí de La Mongie para acceder a las espectaculares cascadas de Arises. El otro costado del puerto llega a Luz Saint Souver, un cruce de caminos para dirigirse a Lourdes, Luz Ardiden o el Col d´Aubisque, otro coloso pirenaico.

tourmalet ok

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?