EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Lluvia de críticas a la organización del Alicante Running Day

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

Aunque no al mismo nivel que ocurrió en la edición del pasado año, el Alicante Running Day en el que ha quedado integrada la Media Maratón de Alicante ha vuelto a recibir una serie de críticas por parte de algunos participantes. Las redes sociales se hacían eco después de la celebración del evento con críticas a la organización ante la ausencia de bebida a la llegada para personas que tardaban más de 1h50’ al entrar en la Media Maratón y otros errores de tipo logístico que desagradaron a muchos de los habituales en este tipo de pruebas: Medallas mal entregadas o agotadas entre otras quejas.

Ya el año pasado, los organizadores de la Media Maratón de Alicante de 2014 tuvieron que pedir disculpas públicamente ante las críticas aparecidas por las deficiencias organizativas denunciadas por un gran número de participantes. Aunque las comparaciones resultan odiosas, muchas de estas denuncias proceden de corredores experimentados que intervienen en carreras similares que se organizan en otros puntos de la provincia. Y es que Santa Pola, Elche, Torrevieja o Benidorm, por citar algunas, cuentan con un prestigio y una organización que pone en evidencia las posibles carencias del Alicante Running Day. El alto nivel de excelencia de algunas pruebas de Running de la provincia de Alicante será siempre la espada de Damocles de las pruebas celebradas en Alicante ciudad. No en vano, a la capital se le debe de exigir siempre estar al más alto nivel, o por lo menos intentarlo. De ahí estas críticas constructivas que suman para que Alicante tenga un mayor nivel deportivo.

Que un arco hinchable se desplome a escasos metros de la meta ante el paso incrédulo de los corredores a cualquier organización le puede pasar, pero para evitar ese contratiempo deben tener personas que cuiden estos aspectos justo cuando se está celebrando la prueba. Nunca sucede nada…hasta que sucede. También resultó “gracioso” escuchar a los speakers diciendo “enhorabuena número 1233!. Ya te falta poco 578…” cuando las pruebas de este nivel entregan los dorsales con el nombre impreso de cada participante y siempre es más reconfortante animar por el nombre que por un número.

“En la media maratón de Benidorm la carrera de 10 K sale media hora antes para evitar aglomeraciones en los primeros kilómetros. Se debería tomar como ejemplo, sobre todo, si además de un 10 K hay también un 5 K. En Santa Pola hay cajones de salida según tiempos y los dorsales llevan colores diferentes para controlar cajones” señala Adrián Esteso al tiempo que denuncia que le resultó extraño que con lo que cobra la organización por participar -hasta 18 euros en la media maratón- “a la hora y pico ya no quede avituallamiento líquido, pero claro si lo hicieran de otra forma habría menos beneficio. Normal que Santa Pola, Elche, Benidorm, Alcoy o Torrevieja estén por encima de Alicante”.

Otro inscrito, Rubén García Tortosa, calificaba lo que vivió en la Alicante Running Day como una “lástima. Parece ser que año tras año no dan con la tecla para preparar una buena media maratón. Me jode mucho decir esto porque soy alicantino, pero esta prueba sigue siendo la peor de las que corro. Deberían tomar como ejemplo la de Santa Pola y darse cuenta de lo que es organizar un evento así”. En este sentido, Jaime Rc recordaba que “deberían tener en cuenta el aspecto personal de los participantes y dejar a un lado el aspecto económico”.

Otros como Henry Brun apunta que es “una lástima. Se repite la historia. Hice bien de elegir para correr la prueba de Sanitas para correr en mi ciudad”. Al hilo, Mario Tejera apuntaba que “la organización debería controlar la hora de salida. Estamos en Alicante con un calor insoportable para correr tan tarde, por no hablar de lo mal que me ha parecido que llegues a meta y no quede casi nada, ni siquiera medallas. El año que viene paso de correr esta prueba y me da mucha pena porque es la de mi ciudad”.

Probablemente hubieran participado más corredores si el circuito, al menos el de la Media Maratón, hubiera estado homologado. De ahí el hecho de la ausencia de jueces. Con respecto a la coincidencia de la salida entre los 10K y la Media Maratón, hubo suerte que no llegaran al sprint los primeros de la Media Maratón pues hubieran tenido que sortear en zigzag a los corredores del 10K que todavía estaban entrando en la meta. En otros eventos del mismo formato se establece una separación de unos 30 minutos entre las dos carreras para evitar que sucedan estas cosas.

Con todo ello, menos de 1.000 participantes -exactamente 986- llegaron a meta en la media maratón de Alicante disputada el domingo y entre las tres carreras lo hicieron 2.185 inscritos. Por citar algunos ejemplos, en Benidorm terminaron el año pasado 1.372 participantes y para este año se esperan más de 1.500 inscritos en la media y 1.000 en el 10 K. Lo mismo ocurre en Alcoy. Santa Pola, con 10.000 inscritos cada año, y Elche con casi 4.000 es otro mundo.

Por último, recordar que en la distancia de 21 kilómetros el ganador en Alicante fue Hassane Ahouchar, del Apol-Ana Totum, con un tiempo de 1 hora, 6 minutos y 59 segundos. El segundo en llegar a la meta fue Pablo López Sánchez-Rey, con 1 hora, 7 minutos y 28 segundos, cerrando el podio un clásico, Mohamed Boucetta, con 1 hora, 9 minutos y 57 segundos.

En féminas, la ganadora de la prueba fue Nicole Kronsbein con un tiempo de 1 hora y 29 minutos. El podio lo completó Marta Lozano con 1 hora, 34 minutos y 18 segundos y María Fuentes con un registro de 1 hora, 35 minutos y 32 segundos.

Media maratón

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?