EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Sólo juntos podemos hacerlo

JOSÉ ALCARAZ (Delegado de afición y peñas del Hércules)

Herculanos, como uno más de vosotros, siento en mí ese abatimiento que corre inexorablemente por mis venas cada vez que por mi mente circulan los recuerdos de nuestro equipo y su mala dinámica de resultados. Analizo y reflexiono el momento actual, y me cuesta encontrar las palabras con las que recurrir a vosotros; una afición tan grande y fiel como magullada en los últimos tiempos.

Pero, cuando levanto la cabeza y os veo, siempre alrededor de nuestro Hércules, os juro que me sobran las palabras para expresar lo orgulloso que estoy de vosotros. Juntos, hemos vivido muchas alegrías y tristezas, y aquí seguimos partido a partido, unidos hasta el final. Herculanos, gente bonita que lleváis al Hércules y a Alicante en el corazón. Vuestra alma blanquiazul y vuestro aliento a sol y mar es lo único capaz de elevar a nuestro equipo; de llevarlo a alzar el vuelo en esta recta final.

Queda la parte más importante de la temporada, y lograr alejar a los malos augurios pasa por hacer (como ya hicimos antes) de nuestro Rico Pérez un verdadero bastión; una verdadera trinchera en la que los herculanos defendamos la vida de nuestro Hércules con la propia nuestra. A eso es a lo que nos podemos agarrar: ¡¡a los herculanos!! Es el momento de animar, animar, animar y volver a animar a nuestros jugadores.

De estar todos juntos en esta dura afrenta y de demostrar a nuestros rivales que el Hércules es mucho más que un equipo de fútbol; es un sentimiento, una pasión, una historia, una terreta, un aroma, unos colores, una fe, un coraje… ¡¡¡Y a ese coraje herculano apelo!!! Señoras y señores, hoy sí ha llegado la hora de la verdad. Y sólo los herculanos, uniendo nuestras manos y nuestras voces al latir del corazón de nuestro futbolistas, seremos capaces de salvar a nuestro Hércules.

Os espero a todos este sábado en la primera final ante el Murcia. Desde la llegada de nuestros jugadores al estadio estaremos allí dándoles todas nuestras fuerzas. El rival, la situación, el escenario y los actores nos invitan a una tarde épica y gloriosa para el herculanismo. Ahora es el momento de los verdaderos herculanos, los que darían su sangre para calmar la sed de nuestro Hércules; los que darían su piel para fabricar una zamarra herculana; quienes ofrecerían sus pulmones para empujar las velas de la nave blanquiazul un poquito más allá… Y tú, ¿eres un verdadero herculano? Sólo juntos, en armonía y elevando nuestras voces herculanas al viento podemos hacerlo. Sólo los herculanos.

Macho Hércules. Ahora y siempre.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?