EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Entre señales y flores

J. A. SOLER. Jerez de la Frontera (Cádiz)

Resulta chocante que el Cádiz CF, ese equipo que tantas simpatías despierta en la caverna mediática nacional, tenga tantas antipatías en su propia provincia. Basta con darse una vuelta por Jerez, a unos 25 kilómetros del Carranza, con algún distintivo blanquiazul para comprobar que el Hércules cuenta con una legión de seguidores por esta bendita tierra. symetra rehabilitacion

Por ello, hace bien el Hércules en montar cuartel general en Jerez para llenar el depósito de ánimos. EstadioDigital.es, al igual que hace un año, también ha optado por la ciudad jerezana como base de operaciones. Y es que sabe mucho mejor una tortilla de camarón en territorio “herculano”, aunque sea solo por un día, que rodeados de camisetas amarillas por el barrio de La Viña de Cádiz.

Dejando al margen las excelencias gastronómicas de la zona, en esto del fútbol hay señales inequívocas tanto para lo bueno como para lo malo. Y el Hércules, desde que inició esta larga travesía por la promoción de ascenso, parece que está tocado por una varita mágica. En las dos primeras eliminatorias era importante no cruzarse con históricos y se ha cumplido. Por muchas dificultades que presenten, siempre es mejor de entrada tener como rivales al Tudelano o Toledo que a otros adversarios con más peso histórico como el Racing de Santander, Real Murcia o Cádiz.

La suerte, ese factor tan decisivo en este tipo de competiciones por eliminatorias, también ha acompañado en el orden de los partidos en las tres rondas. Mira que es difícil, nunca se había producido, que un tercero dispute siempre la vuelta en casa. Al Hércules le ha ocurrido este año con lo importante que es este aspecto. Más inaudito todavía es que en la final por el ascenso no haya presencia de ningún campeón de grupo ni tampoco de algún segundo. cafes-tavira-web

Y es que todas estas señales suelen influir para que el largo recorrido sea menos espinoso. En estos casos es mejor seguir la corriente y el Hércules ha optado por cambiar de hotel en Jerez respecto al año pasado para que la alineación de los astros no se altere con malos recuerdos del pasado. Parece que ha empezado a surtir efecto porque en la víspera de llegar a tierras gaditanas se confirmaba que Álvaro García, uno de los jugadores más desequilibrantes del Cádiz, no estará en el Carranza y tiene muy complicado hacerlo en la vuelta en el Rico Pérez. logo-san-rocco-negro-2

Por contra, Chechu Flores no tendrá que jugar este año con un pie maltrecho y la pegada del Hércules nada tiene que ver con la que había antes del pasado 28 de diciembre. Con esta gente arriba hace un año, probablemente ni nos acordaríamos del escandaloso penalti de Sánchez Laso. Esto es otra señal que, sin duda, atrae a otras. Da igual si juegas mejor o peor, si el rival te supera en fútbol o si disfruta de más ocasiones. El gol es lo único que vale en el fútbol. Ahora el Hércules lo tiene y esa es la mejor señal.

Pero también conviene regar esa flor que últimamente acompaña al Hércules. Por eso mismo, escribimos estas líneas desde el corazón de Jerez al tiempo que tomamos un café de Tavira y contemplamos un típico patio andaluz, rehabilitado como si lo hubiera hecho Symetra, que cuenta con una interesante rosaleda. Por flores que no sea aunque lo importante es que luzcan en el Carranza. Y de eso ya se encargarán Chechu, Javi y cia.

 

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?