EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Sanciones entre 4.000 y 10.000 € para los radicales del Valencia que atacaron a autobuses del Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

Los incidentes ocurridos antes del partido que disputó el Hércules en Mestalla han llegado a la Comisión Antiviolencia que, tras examinar los informes policiales, ha decidido proponer durísimas sanciones contra dos aficionados radicales del Valencia CF.

La Comisión Antiviolencia ha propuesto una  multar con 10.000 euros a uno de los ultras del Valencia CF que dirigió un enfrentamiento contra funcionarios policiales en los momentos previsos del encuentro Mestalla-Hércules de Segunda División B disputado el pasado sábado en el estadio de Mestalla. Esta sanción también acarrea 24 meses de prohibición de acceso a recintos deportivos.

El ultra del Valencia dirigió las acciones de un centenar de personas, que lanzó numerosos objetos contundentes como botellas de cristal y bengalas contra los aficionados del Hércules cuando se disponían a bajar de los autocares y posteriormente dirigió un enfrentamiento contra los agentes de la policía que se encontraban en la zona.

Igualmente, una aficionada del Valencia CF que despreció e insultó a los funcionarios cuando intentaban restablecer el orden durante estos incidentes también ha sido propuesta para multa de 4.000 euros, con seis meses de prohibición de acceso a recintos deportivos.

Como se recordará, un centenar de hinchas radicales del Valencia esperaron en la puerta del estadio de Mestalla a los cuatro autocares que transportaban seguidores del Hércules para realizar un ataque contra uno de ellos, concretamente, el número 5 en el que se encontraban los componentes de la peña herculana Curva Sur.

La Policía realizó cargas contra los violentos seguidores valencianistas, la mayoría de ellos pertenecientes a la peña Yomus. Hubo dos detenidos que, casi con toda probabilidad, serán los sancionados por la Comisión Antiviolencia. Entre los seguidores alicantinos, ninguna sanción.

Aunque los incidentes se registraron a la llegada de los autocares a Mestalla, después del partido también se vivieron escenas de tensión. La Policía, para evitar más problemas, aceleró la salida de Valencia de los autobuses con aficionados del Hércules. Eso provocó que se produjeran desajustes en la ocupación de los vehículos con overbooking en uno de ellos.

Esta situación provocó una rápida reubicación de uno de los pasajeros del bus 1 en el 3 y otro aficionado fue trasladado al autobús oficial del Hércules, viéndose obligado a realizar el viaje de vuelta con jugadores y técnicos del equipo alicantino por orden de las propias fuerzas del orden. Todos los autocares fueron escoltados por la Policía hasta la salida de Valencia.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?