EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Ridículo nacional

J. A. SOLER / @jasoler65

Uno pensaba que los máximos niveles de torpeza andaban por los despachos del Rico Pérez o el Martínez Valero, pero los hay que superan los números que montan al sur de la Comunitat. Sin ir más lejos en la capital del Reino y, concretamente, por Mestalla.

El episodio de vender entradas hechas a mano para un derbi declarado de alto riesgo por la Comisión Antiviolencia hace menos de un año queda en una anécdota con la chapuza protagonizada por el Valencia CF en el partido de su filial contra el Hércules.

Porque hasta los propios aficionados del equipo valencianista se dieron cuenta rápidamente del ridículo que estaba haciendo el club de sus amores cuando se ofrecieron a sacarles la entradas a seguidores alicantinos en las taquillas de la Ciudad Deportiva del Valencia CF.

Un gesto de agradecer pero que deja más en evidencia a una institución que con acciones de este tipo -vender entradas o no a aficionados en función de su lugar de nacimiento o residencia- hace el ridículo a nivel nacional. Basta con hacer un recorrido por los telediarios de cualquier televisión.

Porque la chapuza no está en vender o no más entradas a la afición visitante por una cuestión de seguridad, sino en abrir las taquillas para cuatro nacidos y residentes en Valencia que pudieran acercarse a Paterna para ver al filial valencianista sin ser abonados del club de Mestalla y vetar a otros de una provincia limítrofe.

Al margen de la torpeza del Valencia CF, también llama la atención que desde el Ayuntamiento de Alicante pidan, y con toda la razón, que se abra una investigación del asunto en Paterna y, sin embargo, miren para otro lado cuando el presidente saliente del Hércules advierte de “barbaridades” en la gestión de uno de los símbolos de la ciudad.

Si hay que pedir investigaciones, que sea para todo. Porque aún no hemos visto a ningún político alicantino escandalizado por lo que dijo Quique Hernández sobre los tejemanejes que hay por el Rico Pérez en determinados asuntos comerciales. Igual si tiraran un poco del hilo, más de uno podría sonrojarse más que el que tuvo la idea de pedir el DNI para la venta de entradas en Valencia.

A todo esto se une la ausencia de un delegado de afición en el club alicantino en la zona del conflicto, tal y como hacía el inolvidable Pepe Alcaraz en todos los desplazamientos masivos, y no tener a Quique Sala lejos de los seguidores al tener que compatibilizar esa función con la de delegado del equipo. Y ahí ya no tienen nada que ver otros clubes. Es más cosa del Hércules.

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.