EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Rejuvenecer al Hércules 3.0.

FRANCISCO J. GARCÍA QUINTO

Desde el 29 de abril, día en el cual un equipo humilde como el Ontinyent y con bastante menos presupuesto que el nuestro, nos pintó la cara dejándonos sin opciones de play off, el aficionado herculano está esperando una señal desde el club en forma de fichajes que pueda renovar la ilusión por el ascenso.

Han pasado ya casi dos meses y aún no hay  nada que pueda hacernos sentir optimistas de cara al año que viene. Ya tenemos nuevo técnico, un Lluís Planagumà que viene con ganas y energía positiva, pero que no deja de ser una gran incógnita. Su éxito dependerá en gran medida de la materia primera que tenga en el vestuario, ya que todos los entrenadores dependen de sus jugadores. Los planteamientos y sistemas de juego los hacen buenos o malos los artistas sobre el verde.

No me cansaré de decir que urge  rejuvenecer la plantilla y sobre todo fichar una mayoría de jugadores que tengan hambre futbolística y ganas de crecer. El cupo de experiencia ya está cubierto de sobra con Falcón, Samuel, Bueso, Juli o Chechu. La mayoría de los fichajes deberían ser jóvenes o menores de 30 años en su mejor  forma. De lo contrario correremos el riesgo de tener casi siempre la enfermería llena y de que muchos jugadores llamados a ser importantes estén más pendientes de disfrutar del sol de la Playa de San Juan o de recoger a sus hijos del colegio que de conseguir un ascenso. No es lo mismo luchar por tu último contrato y por una vida tranquila en una buena ciudad que jugarte los cuartos para hacerte un nombre en el mundo del fútbol.

Además un currículum bueno en el pasado no asegura un buen rendimiento presente. Nino en este sentido es una excepción. Fue clave para su equipo porque es delantero y sigue rindiendo con 38 años porque le dosificaron y porque es un futbolista espectacular. Aquí a Chechu y a Juli, que son lo más parecido a Nino que tenemos, les hemos exprimido y obligado a jugar más tiempo del necesario. Este año igual hay que cambiar de estrategia y que ambos jugadores aporten lo que llevan dentro sin sobrecargarles en exceso. Otros serán quienes han de hacer el trabajo sucio, aportar liderazgo en cada línea y ofrecer soluciones para no depender en lo ofensivo exclusivamente de ellos.

Tener a más jugadores mayores en la plantilla nos conducirá al desastre casi con toda seguridad. El fútbol en esta categoría suele ser muy físico y  aproximadamente un 40 % de nuestros rivales serán jóvenes valores de los múltiples filiales que tenemos que soportar en esta infame categoría. Si a eso unimos los partidos a las doce de la mañana, el cóctel puede ser letal para nuestros intereses.

Juventud con aptitud, dosis de experiencia, dominio de las áreas  y hambre de hacer algo grande deben ser las divisas fundamentales de este nuevo proyecto que empieza. Hay muchas maneras de llegar al ascenso pero la primera es dejar de repetir los errores cometidos. Basta ya de que siempre suenen  los mismos nombres de jugadores que quieren venir a retirarse aquí. No podemos convertirnos en un cementerio de elefantes ni en una oficina de asilo a futbolistas en declive. Deben venir los mejores en la mejor forma física y con la mayor confianza en sí mismos para optar a ser líderes en una competición difícil. No uno que fue y ya no es, uno que marcó pero ya no marca o uno que corría mucho pero ahora se pasa la mitad del año en la enfermería.

El fútbol son resultados y con una buena plantilla, de calidad y equilibrada todo será más fácil. Nadie puede asegurar el éxito final porque  intervienen más variables y no todas se pueden controlar, pero con buenos mimbres  el play off será un hecho y conseguir la meta final una posibilidad real, no una utopía.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.