EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Ramírez se baja del barco

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

Juan Carlos Ramírez ha dejado plantado al IVF y, por consiguiente al Hércules, en el acto previsto en una notaría de Valencia para firmar la adquisición del control accionarial de la SAD blanquiazul a través de la sociedad Kuntajara SLU, único postor en la subasta convocada por el Instituto Valenciano de Finanzas.

En las bases del proceso quedaba claro que el adjudicatario debía asumir los gastos derivados de impuestos y notaría tras haber sido adjudicadas las acciones del Hércules por un importe de 508.140 euros. El presidente del club alicantino se ha negado a abonar estos gastos complementarios y se ha echado atrás en la notaría, dejando plantados al IVF, a su socio Javier Portillo (el nuevo paraguas de Enrique Ortiz en esta operación) y al propio Hércules.

Este nuevo ridículo institucional pone de manifiesto en qué manos está el Hércules y explica a la perfección el motivo de militar 10 de los últimos 18 años en las catacumbas del fútbol español. Con el numerito protagonizado por Juan Carlos Ramírez, su socio Enrique Ortiz tiene la enésima patata caliente en sus manos desde que llegó a uno de los símbolos de Alicante a finales de 1999.

Según han reconocido a Efe fuentes del IVF, el presidente del Hércules ha roto el acuerdo al ser informado de que el adjudicatario debía hacer frente a las gastos de notaría, algo que estaba especificado en el punto 14 de las bases de la subasta, que fue pública.

Los costes de notaría eran 100.000 euros, pero como el dirigente ya dio 25.000 como señal para pujar en la subasta se quedaban solo en 75.000. Sin embargo, Ramírez ha considerado que era un precio excesivo y ha roto el acuerdo, según fuentes del IVF.

Los responsables del banco de la Generalitat, con Manuel Illueca a la cabeza, han intentado convencer a Ramírez de que esta condición estaba en las bases y que es obligado su cumplimiento, ya que de lo contrario sería prevaricación.

Tras este inesperado desenlace, el Hércules vuelve a quedar en una situación institucional delicada, ya que la adquisición de las acciones era vital para poder llegar a un acuerdo con la Agencia Tributaria en la forma del pago de la deuda.

Por su parte, Manuel Illueca, director del IVF, ha recordado que en el punto 14 de las bases se especifica literalmente que irán por cuenta del adjudicatario “todos los gastos e impuestos que pudieran estar pendientes, así como todos los gastos y honorarios notariales correspondientes al otorgamiento de la escritura pública en venta”.

“Cuando pensábamos que íbamos a firmar la adjudicación el señor Ramírez ha comentado su disconformidad con la base número 14, por lo que no estaba de acuerdo con pagar los gastos jurídicos por valor de 100.00 euros”, explicó Illueca.

“La subasta tenía esas condiciones y nosotros no podemos renunciar porque estaríamos prevaricando. Este señor está en su derecho de retirarse de la subasta, pero ha perdido 25.000 euros de la fianza y las cosas se quedan como estaban”, argumentó el dirigente autonómico.

Illueca desveló que Ramírez le ha reconocido que no se había leído las bases y que le ha reconocido que nunca habría “pujado” si hubiera tenido conocimiento de lo que se exigía, al tiempo que ha insistido en que cuando se hacen operaciones con la administración “hay que cumplir la ley”.

 El dirigente del banco del Consell anunció que no habrá una adjudicación directa ni, posiblemente, más subastas. “No vamos a aceptar ninguna rebaja y no se dan las condiciones para otra subasta”, indicó.

“Ha habido ocasión de quedarse con el Hércules y se ha dejado correr, poco más podemos hacer”, añadió Illueca, quien negó que hubiera pactado meses atrás con Ramírez un pago de 300.000 euros por las acciones y el derecho del crédito.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?