EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Punto en Lleida sin ver puerta (0-0)

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

El arranque liguero del Hércules tiene varias lecturas. Una de las positiva es que con el empate sin goles en el Camp d´Esports es posible que el equipo de Manolo Herrero pueda recuperar algo de confianza después del varapalo sufrido una semana antes en el Rico Pérez ante el Villarreal B (0-4). La otra es que todavía quedan 34 jornadas, nada más y nada menos.

Las negativas. Si el Hércules estuviera hecho para luchar por la permanencia, llevar 5 puntos de 12 posibles sería un registro aceptable. No lo sería en cambio el número de goles que ha anotado en 360 minutos. Con un tanto en cuatro partidos sería ya para estar preocupados en cualquier equipo que luchara únicamente por eludir el descenso. Si trasladamos ese dato a un aspirante al ascenso, que en apenas cuatro jornadas ya está a 7 puntos de su verdadero objetivo, el panorama no puede resultar más desalentador.

Y es que empatar en Lleida, en otras circunstancias, no hubiera sido un mal resultado. El problema viene cuando otros suman de tres en tres y, aunque todavía queda un mundo, pocos equipos que han terminado campeones han arrancado con un 0-4 en casa o siendo el equipo menos goleador de su grupo después de las cuatro primeras jornadas. Una carencia que viene de lejos y que le condenó a sufrir más de la cuenta durante la temporada y a morir cuando atisbaba la orilla.

Todo eso es lo que lleva a cualquier herculano a ponerse en un escenario ya conocido en las 13 temporadas que ha sufrido en este pozo de la Segunda B. Esta película de caminar entre la nada se ha visto demasiadas veces por el Rico Pérez. Incluso, Dani Barroso también la ha contemplado desde la otra orilla. Los tiempos de Pepe Martínez, Moncho, José Víctor, Campillo, Manolo Jiménez, Corominas, Alvaro Pérez, Felipe Miñambres, Granero, Pacheta… Ya sabemos como acabaron todas esas películas y esta no parece tener mejor pinta que aquellas.

Esto viene a ser como comprar un coche sin ruedas. Por mucho que el motor sea de última generación, la carrocería sea la mejor del mercado, si dos de las cuatro ruedas tienen unos neumáticos muy desgastados o de escasa calidad, lo más probable es que ese vehículo no tenga mucho recorrido. Eso es lo que le sucede al Hércules. Perfeccionó su motor respecto a la temporada pasada, pintó la carrocería y mejoró su equipamiento interior, pero siguió con los mismos neumáticos que tantos pinchazos ocasionaron en el curso anterior. Ni siquiera soluciona el problema tener un gato con más prestaciones.

En Lleida volvió a verse un Hércules bien armado atrás a pesar de la baja de Rafita. Connor cumplió en el lateral derecho sin mayores problemas. Un centro del campo con más orden que fútbol y un ataque, en esta ocasión con Mariano Sanz, prácticamente inexistente. Así, a lo único que se puede aspirar es al 0-0. Y con tan pocos argumentos ofensivos, algo que se viene apreciando desde la pretemporada, pensar en luchar por el ascenso suena igual que ACDC en la Ópera de Viena.

Desde luego, cosas más difíciles se han visto en el fútbol, pero que este Hércules transmite como equipo sobre la cancha lo mismo que como club en los despachos es algo que se viene apreciando desde hace mucho tiempo. Aunque, bien pensado, de la misma manera que los dirigentes herculanos sacan pecho de su gestión en los últimos tres años y aseguran que hasta les felicitan por ello, lo mismo en el terreno de juego hay goles invisibles que, por descontado, no vemos los que no remamos. Una lástima que a la clasificación no la puedan engañar. Otra que no rema. Lo de estar a dos puntos del descenso también forma parte de la conspiración.

Ficha técnica

Lleida Esportiu: Crespo; Rubio, Albístegui, Pau Bosch, R. Fuster; Ekhi, Marc Martínez, Colinas (Rami, min. 90), Mia Guasch; Vega (Doncel, min. 80) y Suárez (Manu, min. 66).

Hércules CF: Chema; Connor, Pichu Atienza (Rojas, min. 79), Álex Muñoz, Peña; Yeray, J. Espinosa, Adri Cuevas; Nieto (Gallar, min. 65), Gato y Mariano (Portillo, min. 73).

Arbitro: Christian Adrián Lixandru (aragonés). Expulsó a Marc Martínez por doble amonestación en el minuto 89. Mostró tarjetas amarillas a Marc Martínez por el Lleida y a Yeray, Paco Peña, Miñano y Rojas por el Hércules

Estadio: Camp d´Esports. 3.500 espectadores.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?