EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Primer tropiezo del Lucentum ante un rival directo como l´Alfàs (85-74)

GUSTAVO L. SIRVENT

El Lucentum encajó el primer golpe del curso frente a L’Alfàs (85-74) en el último partido de 2013. El croché que tumbó al plantel alicantino fue de los que hacen daño, puesto que se produjo frente a su máximo rival en la pugna por el ascenso, con el que, además, perdió el ‘basketaverage’ del partido de la primera vuelta, en el que los de Alicante vencieron por tres puntos (58-55). Por tanto, si el bloque alfasino gana el partido aplazado que tiene con Eset Ontinet será el nuevo líder de la Primera Nacional en detrimento de la escuadra del Centro de Tecnificación.

El derbi provincial comenzó con el quinteto de Kuko Cruza por delante, si bien el contratiempo de la segunda falta personal cometida por López Valera trastocó los planes del preparador bilbaíno, puesto que tuvo que dar más minutos a Masllorens, que trabajó a destajo en la pintura. En el ecuador del primer acto, el electrónico señalaba cinco faltas de los lucentinos. El acceso directo a la línea de tiros libres para los jugadores locales quedaba abierto. Aun así, la máxima ventaja lucentina se produjo en el minuto 6 (10-15). En ese momento, el choque giró 180 grados y los locales tomaron las riendas de la mano del exlucentino Fran Cano. El base alicantino dirigió a la perfección a los suyos para que lograran un 11-0 de parcial (21-15). Dos puntos de Íñigo Remón suavizaron el cortocircuito ofensivo del Lucentum.

Los segundos diez minutos fueron golpes constantes en ambos aros, si bien las posesiones eran largas y no exentas de errores en el tiro e imprecisiones en los pases. Remón volvió a dar la delantera a los visitantes (21-23, m.12) y a partir de ahí el dominio en el marcador fue variando. López Valera machacó el aro rival para empatar a 37 puntos a falta de minuto y medio, que fue el tiempo que le bastó a Terralfàs para recuperar el dominio en el electrónico al descanso (43-39).

Mal iban a pintar las cosas para el cinco lucentino tras el intermedio. Nuevo cortocircuito ofensivo de los de Cruza, que no acababan de plasmar las jugadas de estrategia como tocaba, mientras que su oponente sí azotaba el aro rival como tocaba. La ausencia de Iker Benzazoua por lesión la salvó con brillantez el dúo Segovia-Fowler. Ambos, junto a Cano, generaron un quebradero de cabeza constante para los hombres exteriores de Cruza. Sin tiro exterior y sin opciones de correr al contraataque, Lucentum estaba obligado a morir en la zona. En el 23, L’Alfàs se escapó por diez puntos a falta de un cuarto por jugarse (62-52).

Veintitrés puntos encajados en un solo periodo son muchos para tratar de ganar un partido. Eso fue lo que le pasó al conjunto de Alicante en el parcial defintivo. No supo cómo frenar a su rival, le atenazaron los nervios en ataque y su defensa no estuvo al nivel de otras tardes. El quinteto alfasino obtuvo la máxima diferencia del partido a falta de cinco minutos para el bocinazo final (71-58). Esa diferencia fue insalvable para el equipo de Cruza, que a pesar de que el rival perdió a Gnabo y Sanmartín por cinco faltas (el Lucentum a Masllorens) ya no tuvo poder de reacción. El 2014 comenzará para el Lucentum el 11 de enero, día en el que se medirá a Guardamar en el Centro de Tecnificación (20.30 horas).

Anotadores

Terralfàs: Cano (13), Benzazoua (2), Moncholi (12), Gnagbo (12), Sanmartín (16) –quinteto inicial–; Robles (0), Fowler (11), Segovia (14), Fuster (0), Castro (0), López (0), Blanco (5).

Lucentum: Fuentes (10), Adriasola (7), Prats (0), Masllorens (22), L. Valera (12) –quinteto inicial–; Miñarro (0), Lapeña (2), González (11), Remón (8), Astilleros (0), Lozano (-).

Parciales: 21-17 / 22-22 / 19-13 / 23-22

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?