EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Pongan la eutanasia al Hércules

ÓSCAR CRESPILLO/ @ocrespillo

No hay nada que hacer. Se mire como se mire es imposible solucionar el auténtico despropósito en que se ha convertido (al que han convertido) el Hércules Club de Fútbol, ahora llamado Hércules de Alicante Club de Fútbol por los mismos que pensaron en cambiar el himno y hasta el escudo.  No saben o no quieren hacer las cosas con un mínimo sentido de sensibilidad, de responsabilidad o, si me apuran, hasta de ética.

Cada vez que la pelotita quiere entrar, cosa que ocurre muy poco a menudo, parece que ellos mismos, los que maldirigen este club, se empeñan en hacer las cosas mal. De esta forma, ya queda como anécdota lejana y poco importante, la famosa frase que el señor Enrique Ortiz dirigió a los alicantinos desde el balcón del Ayuntamiento cuando en la celebración de un ascenso se refirió a Subirats diciendo: “Y ha tenido que venir una valenciano a subirnos”.

Como anécdota lejana también queda el haber traído a Alicante a todo un valencianista como era Paco Roig y su hijo Alfonso al club blanquiazul. No tengo nada contra el conjunto ché pero puestos a traer a alguien haber traído a la parte familiar buena.

Lejano también parece quedar cuando nombró Presidente herculano a otro valencianista. Y según cuentan quienes conocían aquella época que con buen sueldo. García Pitarch solo desunió y rompió más la relación afición-consejo de administración.

Aún estábamos recuperándonos del susto que suponía dar gran cuota de poder a un ilustre seguidor del Elche, Juan Carlos Ramírez, cuando nos llegan los nombramientos del Club Centenario Hércules. Tener como imputado a todo un presidente solo se le ocurre al que asó la manteca. Pero si a eso le añadimos que se nombra como miembro de esa comisión a otro exconsejero del Elche, Javier Vidal, convendrá usted conmigo que suena a provocación.

Queda claro, desde que se convirtieron los clubes en Sociedades Anónimas, que manda el dueño. El amo es el amo. Hace y deshace. Con aciertos y millones de errores. Es muy cierto que con amor no se pagan nóminas, proveedores, luz, electricidad, hacienda…Como también ha quedado demostrado que con dinero y sin amor tampoco se pagan y se va de concurso de acreedores a concurso de acreedores.

Sí, seré de los que si se asciende iré a Luceros. Como miles de alicantinas y alicantinos. Porque el club puede ser del señor Selfa pero el sentimiento es de aficionados, exjugadores, extrabajadores, de periodistas, de quien el domingo por la noche se acuesta enfadado si el Hércules pierde o de quien se pega la paliza y se deja su pequeño sueldo para viajar con el equipo.

Pero siento dejar escrito lo siguiente: si yo tuviese un familiar con una enfermedad muy grave; si lo viese padecer y gritar; si ese sufrimiento le provoca delirios, desearía con muchas ganas que la eutanasia estuviese legalizada y poder aplicarla. Por favor, señor Ortiz, aplíquela usted. Mate al Hércules. Mátelo. Pero no permita que sigamos sufriendo tanto o más como el enfermo. A fin de cuentas usted está matándolo y consiguiendo que muera sin dignidad alguna.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.