EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Paseo del Lucentum frente al colista (93-44)

GUSTAVO L. SIRVENT

La travesía por el desierto por la que debe atravesar el Lucentum esta temporada está llena de contrastes semana tras semana. Si unas veces ha de luchar ante enemigos que presentan todo tipo de batalla, otras, como ante Dénia, ha de pasearse para pensar en el futuro. El equipo lucentino tuvo ayer un partido-entrenamiento ante el colista de la categoría, al que ganó por 49 puntos de diferencia (93-44). A falta de cuatro jornadas para finiquitar la temporada regular, el líder no hace ninguna concesión a la galería y sigue firme en su propósito de quedar primero esta fase de esta campaña. El partido no tuvo más historia que la que quiso novelar el cinco de Alicante, que desde el salto inicial no dio pie a nada y fue ampliando sus rentas hasta acabar jugando el último cuarto con tres júniors.

El choque dio inicio con el cuadro local siempre por delante. Con un juego dinámico y acertado, los hombres de Kuko Cruza enseguida abrieron brecha en el electrónico (16-6, m.6 con 10 puntos de José Luis González). Esta situación dio pie a que ya en el minuto 7, el técnico vasco diera entrada al júnior Ernesto Caro, que ocupó la posición de alero. Por el contrario, la escuadra de Luis Suanzes trataba de frenar a su oponente sin mucho éxito. El primer cuarto parecía indicar lo que sucedería en los tres siguientes al acabar 20-8.

Sin apretar el acelerador, pero con las ideas claras tanto en ataque como en defensa, el conjunto de la capital de la provincia siguió distanciándose en el marcador, ya que su rival no encontraba la forma de frenarlo, si bien la defensa visitante dejaba mucho que desear en cuanto a intensidad se refiere. Pasados los cinco minutos de juego del segundo periodo, el equipo del Pedro Ferrándiz ya dominaba por 22 puntos (36-14), lo que provocó el tiempo muerto del técnico dianense. De poco sirvieron las instrucciones de Suanzes, puesto que su adversario seguía con su hoja de ruta bien marcada. Al descanso se llegó con un aclaratorio 46-25.

El entreacto abrió el apetito del Lucentum, que no se conformaba con las diferencias que llevaba a su favor. Cruza quería seguir probando cosas y dar minutos a los menos habituales, que cumplieron a la perfección el papel protagonista que les otorgó su entrenador. Con 57-29 en el luminoso, el preparador visitante volvió  parar el crono para evitar la sangría anotadora de los lucentinos, pero sin éxito, por lo que se cerró este cuarto con 40 puntos a favor del bando local (71-31).

El susto de la lesión de Miñarro no gustó al técnico bilbaíno, que enseguida puso en pista a sus tres júniors. Merino, Garrigós y Caro demostraron que pueden cumplir en esta categoría mientras siguen formándose y fogueándose. El partido entró en una dinámica en la que los ataques eran en transición, con casi ninguna jugada en estático, por lo que transcurrió rápido y sin que sucediera nada reseñable a la espera de que sonara el bocinazo final con el 93-44 en el marcador. La semana que viene el Lucentum tendrá una dura piedra de roer en La Vila Joiosa, donde un triunfo le allanaría el camino para acabar líder esta primera fase.

Otros resultados de la jornada de los equipos alicantinos fueron: Sueca 62-Jorge Juan 54, Benifaió 71-La Vila 57, Guardamar 67-Adesavi 51, L’Alfàs 85-Maristas 73.

Ficha técnica

Lucentum: Miñarro (0), Astilleros (2), Masllorens (5), González (21) y López Valera (16) –cinco inicial- Fuentes (10), Lapeña (9), Merino (7), Prats (5), Lozano (8), Caro (10) y Garrigós (0).

Dénia: Alcañiz (8), Gil (2), Soler (8), Moreno (1) y Monfort (5) –cinco inicial- Marí (2), Martos (15), Vicens (3) y Agud (0).

Parciales: 20-8, 26-17, 25-6, 22-13.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?