EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Horarios, recortes y… Marruecos

J. A. SOLER / @jasoler65

Menudo revuelo se ha organizado con la decisión inicial del Hércules de fijar sus partidos en el estadio Rico Pérez en horario matinal. Que hasta la grada de animación se hubiera plantado de cara el partido del próximo domingo en señal de protesta ha sido motivo suficiente para el club haya escuchado al personal y confirme oficialmente que los encuentros oficiales se jugarán en Alicante los domingos a las 18 horas.

Tampoco hubiera costado tanto explicar, antes de toda esta movida, que la terrible situación económica del club no da ni para pagar la luz del estadio. Por mucho que las cuentas empiecen a cuadrar gracias al control que ejerce la LFP, principal acreedor de la SAD, los pocos euros que hay en caja deben optimizarse al máximo por una cuestión de pura supervivencia. Todas las opciones deben valorarse y plantearse sin tapujos.

Hasta ahí cualquier herculano lo entiende y, aunque no le guste, haría cualquier sacrificio por el Hércules. Ya lo hace sacándose un abono que cuesta justo el doble de lo que costaba hace diez años cuando el equipo blanquiazul militaba en la misma categoría y con un presupuesto superior al actual. Lo que resulta difícil de entender es que horas después de que el presidente defienda en Onda Cero que la idea de jugar al mediodía era para ahorrar por el gasto eléctrico del estadio, el club decida ahora cambiar a un horario prácticamente nocturno en los próximos meses. Complicado de argumentar.

Igual es que decir con claridad ciertos asuntos es sinónimo de dejar en evidencia la gestión económica de los que continúan al mando del Hércules. Los mismos que han llevado a la ruina un símbolo de Alicante de 92 años son los mismos que solo aplican recortes a los que pagan por sentarse en la grada, nunca a los que cobran por ocupar despachos de alto rango.

La cuestión es que por mucho que la pelotita entre hay cosas que jamás cambian en el Hércules mientras estén los que han estado en los últimos tres lustros. El mismo celo que se utiliza para cerrar gradas a los abonados, entre otros recortes, también podría aplicarse para controlar, por ejemplo, lo que ponen o dejan de poner los italianos en la cantera.

Sería interesante comprobar si todo el  dinero prometido al principio ha ido a parar de verdad al fútbol base del Hércules. Es un asunto que apesta a poco que se asome cualquiera. Inicialmente se habló de unas cifras, luego fueron otras sensiblemente inferiores. Con esa gran diferencia se podría pagar el gasto de luz del Rico Pérez durante varias temporadas jugándose todos los partidos en horario nocturno. Eso lo saben hasta en Marruecos. Y también en Argelia.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?