EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Enrique Ortiz daba por hecha la recalificación del Rico Pérez apenas un año después de comprarlo

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

Las escuchas del Caso Brugal siguen dejando en evidencia a Enrique Ortiz en relación a sus planes con el Hércules y el Rico Pérez que había adquirido por esa época. Según una información publicada por el diario El Mundo, el máximo accionista de la SAD blanquiazul contaba con cerrar la operación de recalificación de los terreno del estadio apenas un año después de comprarlo al Ayuntamiento de Alicante en el año 2007.

Así lo desveló el propio Enrique Ortiz en una conversación telefónica con Vicente Soriano, presidente del Valencia CF, ante la posibilidad de fichar para el Hércules al uruguayo Fabián Estoyanoff. La Policía interceptó aquella llamada que se produjo en el verano de 2008, justo cuando iba a comenzar una temporada en la que el conjunto alicantino se quedó sin ascenso a Primera División pese a sumar la friolera de 78 puntos.

La conversación que publica El Mundo mezcla el posible traspaso de Estoyanoff, cifrado por el Valencia en 400.000 euros, con los beneficios que pudiera reportar el centro comercial que Enrique Ortiz había proyectado construir en el estadio Rico Pérez con el prestigioso estudio de arquitectura Lamela. Curiosamente, ese proyecto tuvo un coste de 37.700 euros y fue facturado a nombre del Hércules y no de Aligestión que era el nuevo dueño del recinto deportivo. Y, de hecho, Lamela es ahora accionista de la SAD blanquiazul al canjearse aquella deuda por acciones en una ampliación de capital estipulada en el convenio de acreedores.

Otra circunstancia que llama la atención es que este plan estaba incluido en el PGOU que tenía que aprobarse en octubre de 2008. Ortiz ya lo sabía meses antes según se desprende de estas nuevas escuchas. La publicación de El Mundo demuestra que la recalificación del Rico Pérez se iba a producir apenas un año después de la compra de la instalación al Ayuntamiento de Alicante y dos años antes de que se realizara un lavado de cara al estadio cuando un informe técnico exigía una reforma integral.

En la conversación entre el presidente del Valencia CF y Enrique Ortiz también aparece la operación de venta de Mestalla. Año y medio después el empresario alicantino recibió una oferta para adquirir una de las parcelas del estadio valencianista que permitiera hacer frente a la construcción de una nuevo cuyas obras fueron paralizadas ante la imposibilidad de completar el pelotazo con el viejo recinto deportivo.

Ortiz se retiró de aquella operación en Mestalla tras el ascenso del Hércules a Primera División en junio de 2010. En esos días llegó a hablarse también de construir un nuevo Rico Pérez tras seguir en suspenso el PGOU que hablaba de la recalificación de los terrenos en el estadio construido en 1974. Tampoco cuajó aquella idea por lo que en ese mismo verano de 2010 se procedió a la reforma, tres años después de su venta a Aligestión, sociedad que controla Enrique Ortiz, y del vencimiento del plazo exigido para su restauración.

Y aunque la compra del estadio Rico Pérez no cumplió las expectativas de negocio, Enrique Ortiz  aprovechó en ese mismo periodo entre 2008 y 2010 para ingresar 320 millones de euros en diversas operaciones urbanísticas a las que tuvo acceso gracias a los mismos que le prometieron la recalificación del Rico Pérez para acometer una obra valorada en 55 millones de euros o incluso la construcción de un nuevo estadio. ¿Habría hecho todas estas operaciones millonarias sin tener el Hércules o el estadio Rico Pérez como armas negociadoras? La respuesta es obvia.

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?