EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Ninguna derrota es útil

FRANCISCO J. GARCÍA QUINTO

Una de las mentiras más extendidas en el mundo del fútbol es la llamada derrota útil. Ninguna derrota puede serlo, no son más que zarandajas que sirven para llenar titulares y vender periódicos. Ahora y siempre lo único que sirver en la alta competición es ganar. Jugar bien es ganar, no tener muchas ocasiones y dar diez pases bonitos. Eso no sirve absolutamente para nada, solamente para quedarse con las ganar y autoengañarse a uno mismo. El Hércules falló el domingo, después de hacer una remontada heroica en el último mes se despeñó al asaltar la cumbre y la caída fue dura. No dramática porque sigue en play off y está en condiciones de cumplir con la meta estipulada, pero no con las garantías necesarias, el sufrimiento será extremo en el mejor de los casos… El liderato está a 16 puntos en sólo 15 jornadas, una misión imposible. El Hércules tiene cosas positivas pero no es un equipo fiable. Falla en casi todos los partidos, tiene que remar contracorriente la mayor parte de las veces y sabemos que la flauta no puede sonar todos los partidos y ante todos los rivales.

En esta ocasión nos ganó un posible rival directo con un presupuesto mucho menor y eso duele. Una de las grandezas de este deporte y de esta categoría es que David vence a Goliat más de las veces que debería. Eso es bueno para el espectáculo pero pésimo para nuestros intereses y más si la derrota viene provocada por la carencia de gol del equipo y de fallos lamentables de nuestro portero. Estuvo claro desde el minuto 1 que no era el día del Hércules pese a  que lo intentó denodadamente y fue merecedor de la victoria, no obstante las victorias no se merecen, se consiguen y el equipo no fue capaz de marcar más de un gol ante un equipo inferior.

Todo el mundo habla de los errores de Falcón, sobre todo en el primer gol, probablemente uno de los más  absurdos que hemos visto en el Rico Pérez desde su inauguración en el año 1974, pero yo quiero poner el acento en los goles fallados por los delanteros o mediocampistas. Juli falló al inicio de la segunda parte un gol que no se puede fallar  y tomó en general decisiones malas en el último pase o en el remate, José Gaspar ni se ha estrenado en toda la temporada como Miñano o Pepelu. Así que con lo que había en el campo lo  fiábamos todo a Juli, con un día aciago y al  olfato de Óscar Díaz, que lleva 4 goles aunque no sea delantero centro. Eso y la inspiración de un joven con mucha hambre como Tarí, cuya contribución es muy positiva pero tampoco puede hacer milagros. Moraleja: Nos falta pegada. No hay suficiente gol en la plantilla y siguen haciendo falta varios refuerzos. El mediocampo sigue sin funcionar como debería y atrás se conceden goles innecesarios que ensombrecen el buen rendimiento de una plantilla que con sus carencias debería estar más arriba y dar más garantías.

El sábado jugaremos un partido clave en Lleida ante un equipo herido que quiere volver al play off, veremos si el equipo deja de cometer errores absurdos atrás y logra salir con algo positivo de un campo difícil. El mes de diciembre se presenta bastante complicado después del tropiezo inesperado del domingo. No nos sirve dar buenas sensaciones, el Hércules debe ganar y que sean los demás los que se cuestionen la utilidad de sus derrotas.

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?