EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Nada cambia en el Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65 / Foto: Hércules CF.

Que este Hércules es un clon del insípido equipo sin gol del curso pasado es algo que salta a primera vista. Y es que aunque el tanto de Benja ante el Prat hubiera valido los tres puntos, como debería haber sido, la radiografía seguiría siendo la misma.

Lo que estamos viendo hasta la fecha, con independencia de los resultados, no es más que una continuación de toda una temporada anterior con un promedio de menos de un gol por partido y un triunfo en seis partidos en la promoción de ascenso.

Hace unos meses, con los mismos síntomas y números que ahora, la clasificación se encargaba de maquillar e incluso «ilusionar» a los que prefieren agarrarse únicamente a que el coche ande aunque vaya justo de aceite o el depósito de gasolina esté en reserva.

No hace falta ser mecánico para saber hasta donde puede llegar un vehículo sin apenas combustible o con otros elementos (aceite, neumáticos, dirección, etc.) para cambiar. Más aún cuando espera un largo viaje, con muchos kilómetros por delante.

Contra el Prat, un recién ascendido, el Hércules encontró en su camino una gasolinera cuando estaba casi sin combustible. Lo peor es que cuando se disponía a introducir la manguera en el depósito no tenía un euro en la cartera. Y así es difícil repostar y escapar de un problema serio.

Eso es lo que también sucedió hace dos meses en la promoción ante la Ponferradina, incluso antes cuando no aprovechó una autopista de peaje «low cost» para llegar al destino por lo que hubo que ir por esa ínfame carretera general de tres rondas en donde es necesario ir con el depósito lleno y los neumáticos en perfecto estado para superar obstáculos.

En el «futbolín» del Prat fue más de lo mismo respecto al ejercicio anterior, pero con la única diferencia de que la «tribu» ya empieza a sentirse más cerca de ese escenario realista en lugar del argumento sentimental de «este año toca» simplemente porque sí.

Y es que la realidad dice que si esto no cambia radicalmente más pronto que tarde, el «guantanamera» lo tenemos a la vista. Y no solo para el entrenador. También puede ir dirigido a los que están por encima. Eso es lo que más les preocupa a los que están más arriba del banquillo, más que ver lo que falta o sobra para que el coche funcione de una vez.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies