EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Misión cumplida en el Lucentum: Ya es de EBA (62-64)

GUSTAVO L. SIRVENT

Misión cumplida. El Lucentum, tras pasar el calvario de descender administrativamente hasta las catacumbas del básquet nacional, consiguió dar el primer paso del que se espera dé muchos para retornar a la élite, de donde nunca debió bajar. El salto a EBA se logró ante un dignísimo L’Alfàs, que sólo hincó la rodilla tras el bocinazo final (62-64). La temporada del plantel de Alicante se puede catalogar de inmaculada y ahora habrá que ver si el trabajo en los despachos quieren que el club de la capital de la provincia juegue en el cuarto escalón del deporte de la canasta o bien en LEB Plata.

Pero de momento, toca disfrutar del quinto ascenso en la historia de la entidad que preside Toni Gallego. Al contrario de lo que se podía pensar (ambas formaciones estaban muy pendientes en los scoutings de los emparejamientos del juego interior), fueron los exteriores los que comenzaron a ver el aro con facilidad, sobre todo los del cuadro alfasino. Iker Benzazoua (6 puntos) y Fran Cano (2) distanciaron a los suyos (8-2, m.4), que obligó a Kuko Cruza a detener el crono con un tiempo muerto para poner y concierto en sus jugadores.

La inclusión de Fabio Astilleros en el quinteto inicial no surtió efecto en los locales y el preparador de los alicantinos dio entrada a José Luis González para buscar mayor acierto ofensivo. También ingresó en el parque Loren González, que formó una pareja intimidatoria junto a López Valera. Surtieron efecto estas variaciones, puesto que ambos jugadores ayudaron a su equipo a empatar el partido (10-10, m.8). Precisamente un triple de José González puso por delante por primera vez a los de Alicante (12-13, m.9).

A medida que iban transcurriendo los minutos, el juego de la pintura iba ganando peso en ambos quintetos. López Valera recordó a los presentes su pasado ACB y tiró de galones contra las torres visitantes y abanderó a su plantel, que acabó el primer cuarto cuatro arriba (15-19). Estuvo espeso el Lucentum en los cuatro primeros minutos del segundo parcial donde tan solo anotó dos puntos, hasta que entre José González y Remón avivaron el fuego del acierto y los inquilinos del Pedro Ferrándiz se marcharon por cinco puntos (24-30, m16).

Entretanto, el banquillo alfasino no paraba de reclamar todas las decisiones arbitrales, que en muchos casos, beneficiaban a su adversario. A pesar de que la defensa visitante subió su intensidad y provocaba al Lucentum jugar posesiones largas, los de Cruza pudieron conseguir la máxima rentadel partido hasta ese instante con cinco puntos consecutivos de Astilleros (26-36, m.9). Iñaki Gómez, técnico de los de la Marina Baixa, pidió tiempo muerto para romper la dinámica de su rival. Aun así, los visitantes recortaron cuatro puntos al descanso (30-36).

A L’Alfàs le sentó mejor el paso por vestuarios, sobre todo en la parcela ofensiva, ya que con un 6-2 de parcial volvió a apretar el electrónico (36-38, m.23). Fue a partir de entonces cuando se tensó el choque, debido a que las defensas aumentaron su grado de energía, y sobre todo, la permisividad arbitral. Las quejas por ambos bandos eran continuas, pero era el conjunto de la capital de la provincia quien seguía mandando en el marcador (40-47, m.27).

Con este resultado, el preparador alfasino volvió a detener el crono con un tiempo muerto de cara a reactivar a los suyos. A fe que la hubo porque sus hombres endosaron un 7-0 de parcial que igualó la contienda y que obligó a pedir tiempo muerto a Kuko Cruza (47-47, m.10). Pudo resistir el embate el cuadro lucentino, que afrontó el último periodo un punto arriba (48-49). El bloque de Iñaki Gómez no iba a dar su brazo a torcer en ningún momento y siguió dando la cara al partido para volverlo a igualar con más casta que buen juego (62-62, m.33), también porque el cinco de Alicante se atascó en ataque.

Un triple del exlucentino Alberto Moncholí devolvió la delantera a L’Alfàs tras muchos minutos por debajo en el electrónico (55-52, m.34). A partir de ese momento, el intercambio de golpes en forma de canastas fue una constante. La emoción y los nervios afloraron por ambas escuadras y la tensión se apoderó del match. Cuatro puntos consecutivos de Masllorens pusieron al Lucentum por delante (55-56, m.38), mientras la afición lucentina rememoró épocas pretéritas jaleando a los suyos, como era habitual antaño.

La reacción lucentina no se hizo esperar porque así lo quiso su afición, que le llevó en volandas en los últimos compases. A falta de 56 segundos, los de Cruza dominaban por cinco puntos (57-62), por lo que Iñaki Gómez pidió tiempo muerto para dar nuevas consignas que espolearan a los suyos. A falta de ocho segundos, con 61-64 en el marcador y balón para L’Alfàs, Moncholí dispuso de dos tiros libres, a pesar de que reclamó una acción de tiro de tres puntos. Anotó el primero, tiró a fallar el segundo y el rebote se lo quedó López Valera para dar el ascenso a EBA al Lucentum.

Ficha técnica

CB Lucentum: Astilleros (5), Fuentes (6), Masllorens (9), López Valera (15) y Adriasola (2) –cinco inicial- José Luis González (11), Loren González (6), Miñarro (4), Lozano (0), Remón (6).

L’Alfàs: Sanmartín (6), Cano (7), Benzazoua (16), Moncholi (9) y Herve (2) –cinco inicial- Skara (8), Zhauniarovich (3), Blanco (4) y Segovia (7).

Parciales: 15-19, 15-17, 18-13, 14-15.

Pabellón: Pedro Ferrándiz ante 2.000 personas.

la foto (4)

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?