EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Más pegada que fútbol en el nuevo Hércules de Planagumà (2-1)

J. A. SOLER / @jasoler65 / Fotos: Hércules CF.

Durante los últimos años el Hércules ha adolecido de gol y de creación. Con la llegada de Carlos Martínez y Emaná, el equipo blanquiazul parece haber ganado en pólvora, algo fundamental para un aspirante al ascenso, aunque sigue sin encontrar ese faro que ilumine su fútbol en el centro del campo.

Esas fueron las sensaciones que dejó el triunfo del Hércules sobre el Real Murcia ante una afición blanquiazul que atisba algo distinto respecto a anteriores temporadas que terminaron en estrepitosos fracasos. El conjunto de Lluis Planagumà medía su verdadero potencial ante un rival de su mismo perfil, otro histórico que busca salir del pozo de la Segunda División B.

En la primera media hora se vió a un Hércules directo, con una presión alta y transiciones rápidas. En una de ellas, Juanjo Nieto y Pol Roigè se asociaron para que el balón terminase en los pies de Carlos Martínez en la frontal del área. El nuevo atacante blanquiazul puso el balón lejos del meta murciano con maestría para anotar el primer gol.

Si al Hércules de los últimos años le costaba un mundo hacer gol, en la prueba ante el Murcia dejó claro que con el ex del Villarreal B el cuento puede haber cambiado. En la primera llegada con verdadero peligro el balón llegó a la red de la portería contraria.

Poco después fue Emaná el que se fue por piernas de la zaga grana y su disparo final fue atajado de forma providencial por el meta Tanis. Pudo ser el 2-0, pero a partir de ahí el Hércules cedió metros y el Murcia tuvo más el balón. Con todo ello, al descanso se llegó con 1-0 a favor de los alicantinos.

En la segunda mitad, el conjunto de Manolo Herrero dominó con insistencia aunque sin demasiada profundida. Aún así, Ferrán evitó el empate con una magnífica parada. Con cambios en ambas filas, el canterano Pedro Torres demostró que tiene sitio en el equipo con un buen gol que sirvió para poner el 2-0 en el marcador. Al final, el Murcia acortó distancias con un tanto de Palazón.

El XXV Trofeo Ciudad de Alicante se lo terminó adjudicando el Hércules con más pegada que fútbol sobre el Rico Pérez ante un adversario que, con hizo más cosas con el balón pero no lo más importante, el gol. Por eso mismo, Carlos Martínez fue elegido mejor jugador del partido.

Por último, otro detalle que dejó este Hércules de Planagumà es que Chechu Flores o Juli, piezas angulares de los últimos proyectos, parecen haber perdido ese rol de cara a esta temporada aunque su experiencia aportará mucho en momentos clave de la competición. Para ese papel están llamados a ser importantes, pero no para sostener y tirar del equipo durante 9 meses.

 

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.