EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Los pobres números en el Rico Pérez y de sus goleadores lastran al Hércules desde el inicio de Liga

J. A. SOLER / @jasoler65

Que el Hércules no presenta números ni síntomas de aspirante al ascenso es algo que se está viendo desde que comenzó la temporada. El desastroso partido en Elda en la primera jornada -24 de agosto de 2014- fue una señal. Y los problemas para ganar en el Rico Pérez, con dos entrenadores diferentes, pasa a convertirse en una enfermedad endémica dificilmente curable a estas alturas.

La dolorosa derrota ante el Alcoyano viene a confirmar una serie de deficiencias en la planificación que, después de 31 jornadas, no pueden enmascararse más con la clasificación. Porque ganar uno de cada tres o cuatro partidos como local es un registro más propio de colista que de otra cosa. Incluso, hasta el último clasificado –Ilicitano– presenta mejores números que el Hércules en casa.

Los malos síntomas no terminan con una pobre trayectoria en el Rico Pérez (5 victorias en 17 partidos si contamos el de Copa ante el Eldense), sino que se extienden a otros aspectos muy relevantes. De los 12 partidos que ha disputado el Hércules ante los 8 primeros clasificados del grupo III de Segunda B, apenas ha logrado la victoria en 3 encuentros y tiene perdido el gol average particular con cuatro de ellos (Nástic, Huracán, Badalona y Alcoyano). Un dato significativo que viene a confirmar lo que sufre el equipo alicantino ante rivales de nivel “play off”.

Muchos de estos problemas podrían tener solución si los delanteros del Hércules vieran puerta. Los registros realizadores de Portillo y Fernando son impropios de un teórico candidato al ascenso. Que los máximos artilleros del conjunto blanquiazul apenas llegan a los 5 y 6 goles en la recta final de la temporada es que la confección de esta línea tan importante ha resultado  un fiasco.

Con este panorama resulta difícil pensar en un ascenso, máxime cuando a principios de febrero el Hércules ya se quedó sin opciones de luchar por una primera plaza que acorta sensiblemente el camino. Con los números y sensaciones que viene ofreciendo este equipo lo normal es que no alcance para subir.Sería un milagro aunque, a veces, en el fútbol se dan. Ya hubo uno hace dos años que, al final, resultó engordar para morir. Este año tiene pinta de concentrarse todo en un mismo curso. Y la cuota de milagros está ya casi cubierta. Sólo basta con repasar ciertos números y después mirar la clasificación.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?