EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

“Los niños pagan, el Hércules no”

J. A. SOLER / @jasoler65

Justo el día que se conocían los despidos de la jefa de prensa Sandra Cañamares y el utillero Manu González, los técnicos del fútbol base del Hércules volvieron a protagonizar otra concentración de protesta en el Rico Pérez tras acumular varios meses sin cobrar. Una reivindicación mucho más contundente que la del pasado 19 de junio al empapelar literalmente el acceso principal del estadio.

El Hércules no cesa de generar escándalos y vergüenza un día tras otro. Las comprometedoras revelaciones de Vicente Ferrándiz, apoderado de la Fundación, para justificar el impago masivo a coordinadores y entrenadores de la cantera -con el dinero de las cuotas de los padres se pagaron sueldos de personal enchufado en el primer equipo- hicieron estallar al fútbol formativo blanquiazul cuyo futuro es más incierto que nunca. Protesta 3

Los técnicos decidieron en esta ocasión empapelar toda la valla del acceso principal del Rico Pérez y la sede del Hércules. “Los niños pagan, el Hércules no”, “No podreis con la cantera”, “Vuestro trabajo lo cobrais, por qué no el nuestro”, “Respeto a la cantera”, “Nosotros hemos cumplido, ¿y vosotros?”, “Todos somos Hércules”, entre otros carteles que cubrieron gran parte de la valla que separa la calle Foguerer Romeu Zarandieta con la puerta cero del Rico Pérez.

Los técnicos, entre los que se encuentran exjugadores del primer equipo del Hércules como Rodríguez, Paquito, Palomino o Esteve, también desplegaron una pancarta que ya fue mostrada en el último partido de competición que disputó el filial blanquiazul frente al Horadada a finales de mayo. “Gracias a todos por vuestro compromiso y esfuerzo, el Hércules sois vosotros. HCFB 13-14”, dice el mensaje.

Paralelamente, los despidos de varios empleados del club, algunos como Sandra Cañamares, Manu González o el delegado Angel Linares con más de diez años de antigüedad, ha aumentado la tensión en torno a los dirigentes del club. Y es que esta política de recortes e impagos solo parece afectar al trabajador raso del Hércules y nunca a los altos cargos remunerados con salarios que duplican y hasta triplican los del personal despedido.

Porque la deuda que la Fundación tiene contraída con los técnicos de la cantera, unos 20.000 euros, es equiparable a lo que percibe puntualmente en apenas dos meses el presidente a sueldo junto con algún que otro alto cargo de la SAD. Una situación esperpéntica, con un escándalo detrás de otro, generada por una gestión incalificable. El fútbol base sabe quién es el responsable, la afición también. Falta que se enteren y actúen los que de verdad pueden poner freno a esta sinrazón que parece querer cargarse la cantera de un plumazo.

Protesta 2

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?