EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

López Valera: “Veo al Lucentum en la élite dentro de 4 ó 5 años”

GUSTAVO L. SIRVENT

Tiene 32 años, se formó en las categorías inferiores del Real Madrid y jugó con el Lucentum en ACB durante dos temporadas (2002-2003 y 2003-2004). Posteriormente regresó al equipo alicantino para militar en el filial que estuvo en EBA. También hace dos temporadas jugó varios encuentros del play-off de ascenso a EBA con Guardamar, pero hasta este año había estado en el dique seco. Ahora vuelve al club donde recibió cariño y agradecimiento durante la época dorada y lo hace dispuesto a todo. José López Valera está siendo uno de los destacados del bloque que dirige Kuko Cruza y quien, por galones, lleva una de las voces cantantes en el vestuario. Apuesta firmemente por el ascenso y alaba el trabajo que está haciendo la directiva.

-¿Cómo se fraguó su llegada a Alicante? ¿Quién se puso en contacto con usted?
-Tenía ganas de volver a jugar porque llevaba tres años sin vestirme de corto. Estuve entrenando en Guardamar, pero poca cosa. El directivo Miguel Médicis se puso en contacto conmigo y como trabajo cerca de lo que eran las oficinas del club, me reuní con él y con Toni Gallego y Dani Adriasola. Me comentaron el proyecto de este año y la situación en la que estaban. Querían contar conmigo porque había jugado en ACB y buscaban a una persona que sonara a la gente.

-¿Conocía o había coincidido con algún compañero del actual equipo?
-Estuve en Guardamar con Íñigo Remón y Rafa Prats. Además, había jugado contra Dani Adriasola y Kuko, cuando estaban en L’Alfàs. Los demás son gente bastante joven y no he podido coincidir con ellos.

-¿Cómo se vive el hecho de ser el abuelo, entre comillas, del vestuario? ¿Cuál es su papel dado que es uno de los más veteranos?
– Bueno, intento dar consejos a los jóvenes, ya que hay muchas ganas y mucho camino por recorrer. Hay veces que esas ganas hay que frenarlas. En cierto modo, tengo el papel de aplacar a la gente joven cuando se acelera. Por una parte nos da las ganas de mejorar porque tienen un futuro espectacular, pero por otra hay que saber llevarlos. Creo que tienen muchísima calidad y todos me han llamado mucho la atención. Cada uno en su puesto está adquiriendo el rol que necesita el equipo.

-¿De qué manera vivió desde la distancia el desmoronamiento del club de este verano?
-Duele ver que un club como Alicante, que ha estado arriba, baje cuatro categorías de golpe por causas económicas. No hay dinero y hay que plantearse empezar desde abajo y poco a poco. Cuando se vayan saneando las cuentas iremos ascendiendo. Ahora se van a medir mucho los gastos y los ingresos y si las cosas se hacen bien, el club volverá a estar arriba.

-¿Y el presente con la nueva directiva y el cambio que ha sufrido la entidad?
-Están haciendo las cosas muy bien. No sé yo si me pondría en su pellejo porque han cogido un proyecto muy difícil, pero hay que alabar esa valentía. Creo que tienen claro cuáles son sus objetivos y eso es muy importante para empezar a crecer desde abajo.

-Usted ha jugado en Liga ACB con el Lucentum y también lo ha hecho en EBA. Muchos expertos en la categoría hablan que la actual plantilla estaría en la zona alta de la cuarta categoría del básquet nacional. ¿Usted qué opina?
-Habría que ponerse en situación. Estamos jugando bien, son partidos complicados, son equipos que pegan mucho y adaptarse a esta categoría no es fácil. Por ahora estamos salvando los partidos bastante bien. Jugaríamos mucho mejor estando en Liga EBA con los mismos jugadores que ahora, que en Primera. Yo creo que en EBA estaríamos en la zona media y lo de la zona alta habría que verlo.

¿Cómo vive un ex ACB tener que sufrir fuertes defensas de los pívots rivales?
-En ACB jugaba de ‘tres’ y aquí juego de ‘cinco’. Se juega muy diferente. En Primera Nacional los árbitros permiten mucho y por desgracia hasta ahora no están pitando lo que deberían pitar. Están permitiendo que nos den demasiado. Cada categoría es diferente y hay que adaptarse.

-Se reitera hasta la saciedad que todo lo que no sea ascender esta temporada será un fracaso. ¿Es de la misma opinión?
-Queremos ascender deportivamente y pienso que estamos capacitados para ascender deportivamente, pero soy de la opinión de que es un año de transición. Ahora en cualquier categoría te dan plaza. Podríamos estar en EBA el año que viene ascendiéramos o no, pero creo que nos lo ganaremos en la pista. Es el primer año de la nueva era. El equipo está muy bien y seguro que nos encontraremos a equipos fuertes, pero sí que es posible. Aun así hay capacidad de mejora.

-En el mundo del deporte se repite una y otra vez que un vestuario unido es más del 50 por ciento de los éxitos. ¿Hay éxito asegurado en el Lucentum en esa parcela?
-Dentro del vestuario la gente se lleva fenomenal. Todo el mundo se ha adaptado muy bien porque hay gente que no hemos jugado juntos. Desde la directiva, pasando por el cuerpo técnico y nosotros, aportamos para que estemos muy unidos.

-¿Qué opina de Kuko como entrenador? ¿Se nota que ha sido jugador?
-Siempre he dicho que es muy importante que una persona que entrena a un equipo tiene que haber vivido todas las situaciones dentro del campo. Kuko sabe en cada momento lo que tiene que hacer, estudia al rival, mira las mejores opciones… Si no lo vives, te cuesta más verlo. Él ha sido muy buen jugador y tiene un plus en ese sentido. En los entrenamientos es muy exigente y eso se nota en los partidos.

-Este sábado el tercer clasificado, Sueca, visita el Centro de Tecnificación. ¿Va a costar conseguir la sexta victoria consecutiva?
-Sí. Cada partido cuesta. Ahora estamos arriba y todo el mundo va a poner una marcha más contra nosotros. Salvando las distancias es jugar contra el Madrid o el Barça y todos aprietan más. Cualquier equipo va a venir muy fuerte y a querer ganarnos.

-Usted ya lo vivió en ACB y ahora en Primera Nacional. ¿Qué piensa un jugador cuando ve en la grada el apoyo de la peña Kali y de todo el público que sigue al equipo?
-En ACB siempre lo comentábamos. Era impresionante que la peña Kali y el público estuviera ahí pasara lo que pasara. Ahora admiro que la gente siga yendo al pabellón y a los viajes. Quiero agradecer, en nombre del equipo, que la peña Kali viaje con nosotros. Eso nos motiva mucho y no le podemos defraudar. Además, el rival se da cuenta y también le da un poco más de respeto.

-Jugando un poco a pitonisos, ¿ve al Lucentum en cuatro o cinco años de nuevo en la élite?
-No pondría la mano en el fuego porque es muy complicado saberlo, pero creo que sí. Se está trabajando con ese objetivo. Mínimo un Leb Oro o ACB, pero hay mucho trabajo por delante. Vamos paso a paso, a intentar ascender este año y veremos qué pasa luego. Luego, dependerá mucho de si hay dinero o no. Ojalá que la cantera pueda vivir esos buenos momentos, sobre todo los que están ahora y lleguen a lo más alto.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?