EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Las peligrosas urgencias del Hércules en Segunda B

J. A. SOLER / @jasoler65

El Hércules suele tener un enemigo  que históricamente ha impedido disfrutar de más años en la élite y que, sin duda, ha prolongado más de la cuenta su estancia en el infierno. Desde el mismo momento que arrancó el nuevo proyecto deportivo blanquiazul en Segunda B, el club dejó claro a los responsables técnicos que no hay viabilidad más allá de un año en este pozo. Eso es un problema y grave.

Porque estas mismas urgencias aparecieron también en cada una de las 11 temporadas en las que el Hércules militó en esta categoría. El resultado ya lo sabemos todos. Un lustro atrapado en la Segunda B durante la primera etapa y seis duros años en la segunda travesía por el desierto. Cualquiera que haya vivido estos dos periodos negros sabe de lo que hablamos.

Y más ahora con un sistema de ascensos en el que ser campeón de grupo resulta fundamental para subir a Segunda División. El Hércules ha conocido varios caminos para huir de esta categoría. Desde la época en la que ser segundo solo valía para lograr la permanencia -únicamente subía el campeón- a la implantación de una liguilla en la que solían ascender más los que llegaban como cuartos clasificados que los que arrasaban durante la temporada. Así, el Hércules subió en el 93.

En la segunda etapa, el equipo alicantino sufrió dos decepciones en liguillas (temporadas 99-00 y 01-02) para lograr el éxito el primer año que se implantó el sistema de eliminatorias a doble partido. De esta manera, ascendió en 2005 tras superar en 2005 a un Alcalá, que al igual que el Hércules, tampoco terminó como campeón en su grupo de Segunda B.

Ahora, el Hércules se ha encontrado con otro escenario. El campeón del grupo tiene muchas posibilidades de subir pues le basta con superar una eliminatoria. Y en caso de perder esa ronda, aún dispone de otra oportunidad con el factor campo a su favor. Vamos, que los tres equipos restantes que acceden a la promoción lo tienen poco menos que en chino para subir. Y es que los segundos, terceros y cuartos clasificados durante la Liga tienen que superar tres eliminatorias y, en la mayoría de casos, con el partido de vuelta a domicilio.

Estos datos vienen a cuento por las sensaciones que desprende el Hércules de Pacheta después de un mes de competición. El equipo blanquiazul ha demostrado ser un grupo aguerrido, de pelear los partidos pero con importantes carencias a la hora de generar fútbol y, sobre todo, goles. Con estos argumentos es posible que el conjunto alicantino pueda luchar por plazas secundarias de promoción, pero dificilmente podrá dominar la competición para llegar a la última curva en cabeza.

La necesidad del Hércules como entidad obliga a eso, a terminar campeón para ver más luz en la puerta de salida. De lo contrario, habrá que intentar salir de Segunda B entre la oscuridad. En consecuencia, esto da una idea de la importancia de terminar como campeón con el actual sistema de ascensos. Y la pregunta del millón, ó de los 18 millones, es si con poco fútbol y goles se puede ganar a unas siempre peligrosas urgencias.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?