EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Las Elecciones marcan el fin del principio de una era en el Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

Los resultados registrados en las Elecciones Municipales y Autonómicas de este último domingo han dejado claro que los días de vino y rosas han terminado para los que han gobernado durante los últimos 20 años tanto en Alicante como en la Generalitat. Y no solo eso. El desenlace electoral también ha debido dejar muy preocupado a más de uno. Sin ir más lejos, en el “Elena” que ahora navega sin rumbo conocido tras la llegada de la izquierda al poder. Motivo por el que le esperan tiempos difíciles en todos los mares, especialmente, en lo que respecta al Hércules y al estadio Rico Pérez.

Si las fuerzas políticas que van a pactar para gobernar en el Ayuntamiento de Alicante cumplen con su programa electoral, en el caso del PSOE, y los otros grupos –EU/Guanyem y Compromís-  mantienen su línea en cuestiones relativas al Hércules y a su dueño sin serlo, el mandamás herculano puede verse ahora acorralado por la izquierda y sin escapatoria ni protección por la derecha.

Como dijo Winston Churchill en la Segunda Guerra Mundial tras ganar los aliados una de sus primeras batallas en el conflicto bélico, “esto no es el fin, ni siquiera el principio del fin, pero sí es el final del principio”. En este punto puede encontrarse ahora mismo 15 años de pésima gestión en el Hércules que han condenado a uno de los mayores símbolos de Alicante a su ruina económica, deportiva y social.

Y es que tanto el PSOE como EU-Guanyem y Compromís tienen entre ceja y ceja a quién gobierna en el Hércules desde hace tres lustros. De hecho, tanto el líder socialista Gabriel Echávarri como Miguel Ángel Pavón o Esther López de EU-Guanyem, tienen en su poder desde hace bastantes meses suficiente información y documentación,  aportada por algún pequeño accionista herculano, para emprender acciones legales relativas a posibles incumplimientos en el contrato de compra-venta del estadio Rico Pérez a Aligestión. Eso en lo que afecta al Ayuntamiento de Alicante.

Pero también en la Generalitat respecto al aval de 18 millones de euros que ha tenido que asumir el Instituto Valenciano de Finanzas al no cumplir con sus obligaciones de pago quién lo pidio. El uso o el paradero de ese dinero es otro enigma sin resolver. El PSOE incluye en su programa estas cuestiones, EU-Guanyem abordó el asunto hace unos meses en las Cortes Valencianas a través de la diputada autonómica Esther López, algo que también hizo Compromís en el mismo parlamento en el año 2012.

Con estos antecedentes y con la posibilidad de que estas tres formaciones políticas asuman el poder tanto en Alicante como en la Comunidad, la oscuridad reinante en determinados asuntos relacionados con los gestores del Hércules, la Fundación o el estadio Rico Pérez puede empezar a atisbar una lejana luz a poco que los futuros nuevos gobernantes cumplan con sus compromisos electorales. Estaremos vigilantes. Solo así el fin del principio pueda dar paso al principio del fin y terminar con el final definitivo de un régimen que ha campado a sus anchas por el club alicantino durante más de 15 años.

 

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?