EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Las barbaridades en el Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

Algunos detalles con los más fieles y un prometedor arranque de temporada del equipo hizo ilusionar a muchos herculanos, olvidando rápidamente quién está al timón de este barco a la deriva. Sin embargo, con la dimisión de Quique Hernández por motivos muy similares a los que en su día llevaron a Eduardo Rodríguez, Sergio Fernández o Perfecto Palacio a salir por la puerta de atrás del Rico Pérez, viene a demostrar que este Hércules de Aligestión, Kuntajara o Zassh continúa en manos nocivas para el sentimiento herculano por mucho que ahora el equipo vaya líder.

Sobre todo porque la salida de QH parece tener más relación con las “barbaridades en la gestión” que denunció el ya expresidente que por discrepancias con los accionistas por el reparto de invitaciones entre clubes de base y foguerers, asuntos de fácil arreglo. Y es que esto es más una cuestión de leer entre líneas o escuchar entre palabras que de mirar el empaquetado, posiblemente lo que llega antes a la vista o al oído del herculano alejado de la auténtica y triste realidad de la SAD.

Porque si un presidente del Hércules sale horrorizado por el disparate que ha visto dentro en unos pocos meses es para que, además de pedir explicaciones, también sirva para abrir una investigación sobre determinadas actuaciones comerciales en la SAD. Especialmente cuando alguien que ha estado dentro de la entidad denuncia hechos gravísimos en la gestión.

Cualquier acreedor de los muchos que tiene el Hércules, la misma comisión de control de la LFP, la Agencia Tributaria con 4 millones de euros pendientes de cobro, el IVF tras perder de vista los 18 millones de euros prestados de las arcas públicas, la Unión Europea que ve como por Alicante alguno se escaquea de pagar 7 millones e, incluso, cualquier accionista blanquiazul, por pequeño que sea, estaría en su derecho de reclamar una investigación al órgano que corresponda tras las manifestaciones del presidente de la sociedad en los últimos 8 meses.

En esa supuesta investigación, bastaría con preguntar, por ejemplo, dónde fueron a parar los beneficios que dejaron algunos importantes eventos en el estadio Rico Pérez como aquel Borussia Dortmund-Steaua de Bucarest en enero de 2015, un Atlético de Madrid-Real Sociedad en el verano de ese mismo año, o los encuentros internacionales de la selección española ante Inglaterra, en noviembre de 2015 o contra Albania en octubre de 2017.

También resultaría interesante con comprobar quién facturó las sorprendentes campañas en vallas publicitarias realizadas pocas semanas después de algunos de esos eventos o en las semanas previas a los encuentros de La Roja, a quién no le hace falta ninguna promoción para llenar el Rico Pérez pese a los altos precios establecidos por la RFEF. Todo ello sin contar con las enormes lonas que envuelven el estadio cada vez que acoge estos acontecimientos.

Todo ello no tendría gran relevancia si el encargado de esta parcela en el Hércules, el mismo al que iba dirigido el mensaje de QH, no hubiera llegado al Rico Pérez hace años, varios años antes de la llegada de Juan Carlos Ramírez, de la mano del que casualmente es el dueño de muchas de las plataformas publicitarias de Alicante y provincia. Y en definitiva, quién marca la hoja de ruta en estas acciones.

La única duda es saber si Quique Hernández conoce quién está detrás realmente de esas “barbaridades” que denunció en su despedida. En cualquier caso, cada herculano debe estar agradecido al expresidente por destapar, aunque sea de forma solapada, supuestas irregularidades en la gestión del club. Y es que a buen entendedor, pocas palabras bastan. En especial para aquellos que puedan ponerse nerviosos ante lo dicho por alguien querido por el herculanismo. Porque no es lo mismo que algo tan grave lo diga un expresidente o el entrenador con más partidos al frente del Hércules que un simple juntaletras o un pequeño accionista.

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.