EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La velocidad da la cuarta victoria al HLA Alicante ante Morón (79-59)

GUSTAVO L. SIRVENT / @gustavolsirvent

Costó cogerle el punto al partido pero tras el descanso el HLA Alicante encontró en la velocidad ofensiva su mejor arma para derrocar a un Morón que dio muestras de un equipo curtido y sabedor a lo que juega durante los dos primeros cuartos (a anotaciones cortas). Pero a partir del tercero no pudo frenar el tsunami atacante de su rival para caer por 79-59. Este triunfo supone el cuarto para el Lucentum, que le permite seguir entre la nobleza de la categoría una semana más.

No anduvo muy certero el cinco local en la apertura del choque con tiros francos no anotados por parte de Nacho Díaz, Pedro Rivero y Tomás Fernández. La sequía anotadora también afectaba al quinteto sevillano como reflejaba el electrónico a falta de 6’17’’ (4-5).  La primera vez que los alicantinos se ponían por delante fue con una canasta de Pedro Rivero a falta de cinco minutos para cerrar el primer acto (6-5). Pero los problemas ofensivos seguían latentes. No lo vio claro David Varela y detuvo el crono con un tiempo muerto a dos minutos de clausurar el periodo inicial. Y es que diez puntos en ocho minutos de juego era motivo de alertar a los suyos. Suerte que su rival llevaba 12. Los tiros libres fueron la herramienta de anotación de uno y otro equipo, por lo que los dígitos seguían siendo exiguos al final del cuarto (13-16).

Dos triples seguidos de Kingsley parecían dar algo de luz al ataque lucentino en el inicio del segundo parcial. Pero ahora el problema se trasladó atrás. La defensa no era lo agresiva que requería para entorpecer la ofensiva visitante, que continuaba anotando en ataque estático a través de Rigo, Jiménez o Cameron. Tres de cuatro desde el 6,75 de Kingsley permitían estar en el partido a la escuadra de Alicante (27-28, m.17). A cuentagotas y con un juego poco vistoso, el HLA Alicante se colocó tres arriba a falta de 29 segundos (35-32) y el técnico de Morón, Rafa Rufían, pidió tiempo para dibujar el que podía ser el último ataque de los suyos que acabó anotando Seirou. Pero no iba a acabar ahí el movimiento en el luminoso, puesto que Álvaro Lobo, sobre la bocina, anotó un triple para dejar el 38-34 al final de los primeros 20 minutos.

Las consignas en el vestuario por parte de Varela a sus hombres surtió efecto para salir eléctricos y cambiar el sino de un encuentro cansino y farragoso. Los contraataques de Kingsley, Rivero y Lobo alejaron a los de casa hasta los ocho puntos (44-36, m.22) y obligó al preparador sevillano a llamar a filas a los suyos con un minuto de instrucciones. Un triple del hasta entonces inédito Outerbridge dio al Lucentum la máxima hasta ese momento (47-37, m.24).  Aún habría más para los alicantinos, que querían romper el choque a base de rápidas transiciones y lo consiguieron con Chapela y Rivero como directores de orquesta (54-41, m.27). Los compases finales de este periodo siguieron teniendo acento alicantino para marcharse 13 arriba al último periodo (60-47).

El inicio del último cuarto fue un calco al anterior, con los del Pedro Ferrándiz imprimiendo ritmo a su juego de ataque y los andaluces tratando de frenarlos sin conseguirlo. A los cuatro minutos de juego, el Lucentum seguía al frente del marcador (67-54), mientras su oponente intentaba recortar distancias de la mano de José Alberto Jiménez. A medida que moría el partido, los de casa se vinieron arriba y querían demostrar músculo en su pabellón. Boubacar Sidibe se encargó de ello desde la pintura. A él se le unieron Lobo, Kingsley y Chapela para una máxima de 21 puntos (77-56, m.39). Misión cumplida a la espera de volver a jugar en casa el próximo viernes, esta vez ante León.

Ficha técnica

HLA Alicante (13+25+22+19): Boubacar Sidibe (7), Fernández (5), Lobo (18), Rivero (9) y Díaz (10) –cinco inicial- Chapela (8), Kingsley (15), Outerbridge (3), Amadou Sidibe (4) y Matarrodera (0).

Aceitunas Fragata Morón (16+18+13+12): Marco (2), Hinnenka (8), Cameron (4), Chagoyen (8) y Sekou Conde (19) –cinco inicial- Marín (2), Jiménez (8), Rigo (4),  y Niang (4).

Árbitros: Enrique Miguel López Herradas y Roberto Lucas Martínez. Eliminaron por cinco faltas al jugador local Boubacar Sidibe.

Incidencias: Partido disputado en el pabellón Pedro Ferrándiz ante 700 espectadores. El partido tuvo la acción solidaria del Día Mundial contra el Ictus, que se celebrará este domingo. Presenció el encuentro el ex jugador del Lucentum, Pedro Llompart.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?