EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La rivalidad y el fútbol moderno

J. A. SOLER / @jasoler65

Que el fútbol ha cambiado en los últimos años es una realidad evidente. Tanto que los románticos de este deporte nos hayamos convertido en unos antiguos porque, entre otras muchas cosas, nos gusta ver los partidos los domingos a las 5 y no los lunes, que los equipos salgan por separado al campo para que el visitante note que no anda por casa o que jugadores y entrenadores tengan que abrazarse con sus rivales antes y después de los encuentros.

Esto es lo que muchos llaman fútbol moderno. El mismo que cada vez se juega con menos público en las gradas, al menos en España, o el mismo que permite a un club funcionar sin presidente, como el Hércules, por motivos que tienen más que ver con embargos personales que por el ajetreo propio del cargo.

También debe ser de antiguos por sentirse extrañado si, por ejemplo, el Sevilla cede un jugador al Betis, que el Sporting haga lo propio con el Oviedo y el Elche con el Hércules o viceversa. Una situación que, sin embargo, han hecho realidad los dos clubes más representativos de la provincia de Alicante.

En el caso del Hércules no debería sorprender mucho cualquier acción favorable al eterno rival. sin ir más lejos, cuando puso la alfombra a los seguidores del Elche para desplazarse masivamente a Alicante a mofarse de los herculanos por medirse a su filial.

Ahora, en Elche claman al cielo por la cesión de Benja al Hércules. A lo largo de la historia son muchos los jugadores que han pasado de La Viña a Altabix o del Martínez Valero al Rico Pérez. Eso sí, siempre después de causar baja en su club, bien sea el Elche o el Hércules. De hecho, en la actualidad hay varios futbolistas en uno y otro equipo con pasado reciente en el eterno rival. Eso entra en el terreno de la normalidad.

Con Benja, un delantero top para Segunda B, ha cambiado el camino para llegar a Alicante desde más allá de Torrellano. Una cesión que ha indignado a muchos sectores de la afición del Elche. Y con razón. Habría que ver la reacción de muchos seguidores del Hércules en un supuesto caso inverso. Con los iluminados que gobiernan en ambas entidades, todo es posible.

Y es que esta operación no deja de tener su dosis de riesgo para el club propietario del jugador. Porque es una posibilidad real que Benja pueda dar el ansiado ascenso al Hércules al mismo tiempo que el Elche pudiera descender a Segunda B. Una situación tan surrealista y perversa como real en eso que ahora llaman fútbol moderno. De hecho, más de un seguidor franjiverde ya ha recordado a los dirigentes de su club está posibilidad.

Lo cierto de todo esto, y aunque luego Benja no sea la solución a todos los males del Hércules, únicamente por el hecho de imaginarse en un escenario como el descrito en el anterior párrafo pone cachondo a cualquier herculano de igual manera que los ilicitanos disfrutaron con aquel «derbi» de su filial con el eterno rival.

En cualquier caso, lo más importante es que la dirección deportiva del Hércules haya acertado de una vez con esta apuesta para el gol después de múltiples fracasos para este puesto tan determinante. Y es que con el desembolso realizado con Benja, Jona y Carlos Martínez, si luego no hay ascenso blanquiazul, otra posibilidad también real, las risas se instalarán en Altabix.

Precisamente, en eso consiste una rivalidad por mucho que los actuales dirigentes de uno y otro se empeñen en reducirla a la nada.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies