EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La peña Negre Lloma rinde homenaje al utillero Manolo González

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

La Penya Herculana Negre Lloma realizó un sentido homenaje a Manolo González, utillero del Hércules recientemente jubilado. Alguien que lo merece todo por ser una de esas figuras imprescindibles y necesarias para que un club de fútbol siga existiendo. De las que estan en un segundo plano pero siempre están ahí. Para que la estructura no caiga, formando parte de los cimientos.

Un equipo de fútbol necesita jugadores que metan goles, que metan la pierna, que frenen a los rivales… y bolsillos que aporten lo que se tenga que aportar para estar donde se quiera estar. Y buenos gestores, porque si no se administran bien las cuentas, por muchos bolsillos que aporten… de poco sirve. Manolo gonzález

Pero lo que no cabe ninguna duda es que el Hércules, con casi cien años de historia, con etapas oscuras más que claras y viviendo como está viviendo todo tipo de tropelías en la última década y media, si se mantiene vivo es porque detrás hay un sentimiento, hay pasión, hay personas que le han dedicado su vida con esfuerzo y sacrificio.

En este caso, los verdaderos protagonistas son los empleados, la gente de la casa, exjugadores y técnicos que tras su paso por el club alicantino han quedado marcados para siempre de sangre blanquiazul, los aficionados de verdad, los que siempre estarán ahí, las personas vinculadas que sienten los colores, que para ellos es su casa, su familia… y con más motivo aquellos que han vivido el club desde dentro desde niños, como es el caso de Manolo González.

Se podrá hacer las cosas mejor o peor, cada uno en su parcela tendrá mejores cualidades, pero de lo que no cabe duda es que, con corazón y sentimiento, al final las cosas salen. Y si encima hablamos de grandes profesionales como Manolo, las posibilidades de ser grandes se convierten en realidad. A este club sólo le falta gente que sea capaz de ver, entender y saber gestionar esto. Manolo González

En este encuentro con Manolo González, acompañado de su hijo Manu, y miembros de la peña Negre Lloma se pudo comprobar todo lo bueno que de él se sabe. Una gran persona por su sencillez, discreción y humildad. Muchas anécdotas compartidas y todas sobre los mejores momentos del club, sobre las personas que han pasado por los campos de Bardín, La Viña y Rico Pérez que realmente valen la pena.

Humberto, Kempes y los asados de “el pescao”, la época dorada de Rico Pérez, curiosidades sobre viajes, la oportunidad “robada” en Cádiz, los vínculos perdidos del club con la ciudad, con sus barrios, sonrisas y lágrimas y muchas anécdotas que se quedaron cortas por falta de tiempo. Ni una sola palabra negativa hacia nadie, y mira que tiene que haber para contar…

Todo un señor que merece un reconocimiento como el que le hizo la peña Negre Lloma que quiso agradecer de esta manera todos sus años de dedicación al Hércules Club de Fútbol.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?