EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La palmera de la discordia

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

El Juzgado de Primera Instancia número 2 de Alicante ha acogido el juicio entre el Hércules y el SPTCV, con presencia de Carlos Parodi en representación del club de fútbol y de Marta Bellod, por parte de la institución autonómica.

Juan Antonio Sánchez, abogado del Hércules, ha opinado a la conclusión de la vista que “todo se reduce a la interpretación de un artículo” en el que se establece que las cantidades a percibir por el club pueden variar con el consentimiento de las dos partes. “Cuando juego a bolsa no puedo hacer que si no gano un 250 por ciento me devuelvan el dinero”, ha esgrimido el abogado herculano.

“Hemos reclamado lo que consideramos que nos pertenece, que son tres millones de euros más el IVA. Si se hace una inversión y sale fallida no tiene porqué perjudicar a la parte que ha cumplido con su deber”, ha argumentado Parodi.

En cualquier caso, por si el veredicto no le fuera favorable, desde el Hércules también se ha resaltado que los 150.000 euros que ofrecía el SPTCV por temporada (en lugar del millón y medio) estaban por debajo del precio de mercado.

“Siempre han dicho de pagar 150.000 euros, cuando en 2012 ya tenían un informe que reconocía que, como mínimo tendrían que haber pagado casi 300.000 euros (281.000) y en base a una audiencia televisiva que era casi de la mitad que la de la temporada 2012-13”, ha comentado el letrado del Hércules.

Sánchez ha apuntado que en el caso de que la sentencia sea favorable al Hércules pedirán la ejecución provisional de la misma y Parodi ha reconocido que “sería un aire muy importante para el club” por los compromisos a los que debe hacer frente.

El SPTCV, por su parte, ha realizado un paralelismo entre el ERE que llevó a cabo el Hércules cuando descendió el equipo a Segunda División para reducir sus gastos y su voluntad de reducir las cantidades del contrato de patrocinio.

En esta línea, ha esgrimido que el contrato no podía ser el mismo con el Hércules en Primera División que con el equipo alicantino en Segunda y ha presentado un estudio para demostrar que el patrocinio estaba por encima de mercado.

El contencioso entre el Hércules y el SPTCV se remonta al contrato de patrocinio firmado en el verano de 2010 por el que la entidad deportiva iba a percibir seis millones de euros en cuatro temporadas.

En particular, en esta demanda el Hércules reclama el pago correspondiente a los ejercicios 2012-13 y 2013-14, toda vez que los dos primeros años del contrato ya los reclamó por vía judicial tras cumplirse los dos primeros ejercicios del convenio.

El Juzgado de Primera Instancia estimó íntegramente la demanda interpuesta por el Hércules y obligó al SPTCV a pagar la totalidad de los dos primeros años de contrato (2010-11 y 2011-12).

Sin embargo, en diciembre de 2014, una sentencia de la Audiencia Provincial (AP) reducía en un sesenta por ciento el montante a cobrar por el segundo de los años, tras el descenso de categoría.

El Hércules presentó recurso de casación ante el Tribunal Supremo tras el veredicto de la AP que está pendiente de admisión a trámite, de ahí que el dictamen de la AP no sea definitivo y, por lo tanto, no sea vinculante para el juicio celebrado este viernes.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?