EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La ovación a Urko Vera

GONZALO BLANES / NOU Ràdio

Intento analizar la situación del Hércules y encontrar un motivo a la crisis. Nunca un arranque así tiene una sola causa. Pero busco un titular, una frase, un apunte y me viene a la cabeza “la ovación a Urko Vera”.

Delantero honrado, barato y cumplidor. El público le quiere, más por lo que representa, que por lo que es. La afición del Rico Pérez reclama la lógica, lo que no encuentra con los actuales gestores. Extrapolado al Madrid de Florentino, entre Zidanes y Pavones, Alicante se queda con Urkos.

El inteligente aficionado no quiere proyectos sin cimientos, jugadores con pedigrí sin carácter o representantes disfrazados de asesores deportivos. Pasan los años y Ortiz sigue sin saber interpretar lo que compró. Cada año regenera un proyecto más carente de base y lleno de bocetos de grandeza con pies de barro.

La ovación a Urko Vera representa el grito de un abonado fiel que demanda cordura. Si no hay dinero para fichar, apostar por la cantera. Si no se puede tener al mejor, adquirir al más honrado. Dar legitimidad a la camiseta y conectar con el herculano.

Pero mientras se mantenga la política de planes abstractos, siempre nos quedará Quique Hernández. Con sus errores y virtudes. Un inventor del banquillo. El césped es su lienzo, experimenta hasta el límite, rompe muchos bocetos, desespera y crea dudas. Pero si le dejan trabajar, siempre haya la pócima secreta y reinventa un gran equipo.

Si le dejan trabajar, esa es la otra cuestión, y algo peor, quién decide su futuro en una entidad carente de gente de fútbol en su organigrama.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?