EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La mitad de la reforma del Rico Pérez no se ajustó a las exigencias del informe técnico municipal

J. A. SOLER / @jasoler65

Casi la mitad del mínimo establecido en inversión para la reforma del Rico Pérez no se contempló en el informe técnico previo que encargó el Ayuntamiento de Alicante para su restauración integral. La inspección anterior a la venta del estadio no se refirió en ningún momento a la reposición del cesped ni a la urbanización exterior como elementos de reparación o acondicionamiento.

El informe de CYPE Ingenieros, la empresa elegida por el Ayuntamiento de Alicante para valorar y cuantificar el estado del Rico Pérez antes de su venta a Aligestión Integral, calificó el estado estructural del Rico Pérez como “penoso y lamentable”. Tras detallar de forma precisa y concisa las enormes deficiencias detectadas en la estructura de la instalación, el informe nunca hizo mención a la situación del césped -los técnicos debieron entender que este apartado no formaba parte del estudio- ni tampoco de la urbanización exterior del Rico Pérez.

De los 4.275.000 euros exigidos por el Ayuntamiento de Alicante al comprador del estadio para su reforma -el mínimo establecido por el informe firmado el 16 de enero de 2006 que recomendaba una inversión de al menos 6.000.000 €-, más de 2.000.000 €, casi la mitad, no estaban contemplados en la valoración de los daños –809.0000 en reposición del césped y 342.000 € en urbanización exterior-, no se reparó debidamente –273.000 € en instalaciones eléctricas– o no se detalla la inversión –648.000 € en conceptos varios-.

A todo ello hay que añadir que la obra se llevó a cabo, no solo tres años después de lo que exigía el pliego de condiciones en el momento de su venta, sino cinco años después del estudio técnico realizado a finales de 2005 que cuantificaba los daños estructurales de la instalación. Es muy posible que, como ocurrió con las torres de iluminación con el desplome de una de ellas, en el momento de acometer la reforma el estado del Rico Pérez fuera mucho peor del que presentaba cinco años antes cuando se realizó la valoración técnica por parte de CYPE.

Igualmente, el actual párking anexo al Rico Pérez que fue asfaltado y acondicionado al tiempo que se acometía la reforma de la instalación en el verano de 2010, además de no figurar en el informe relativo a la restauración del estadio, dichos terrenos no son propiedad de Aligestión Integral tras la compra del estadio sino de Nazaret según una sentencia favorable a la institución religiosa. En definitiva, el propietario del recinto deportivo invirtió 342.000 € en acondicionar unos terrenos que ni siquiera eran suyos.

Todo esto viene a añadir más sombras a una operación que desde un primer momento levantó sospechas pero que en los últimos días ha cobrado actualidad tras la decisión del alcalde Gabriel Echávarri de solicitar a los dueños del Rico Pérez, los mismos que controlan el Hércules, toda la documentación relativa a dicha reforma. Y es que basta con acercar la lupa a esas facturas para comprobar que hay demasiados aspectos que chirrían.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?