EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La mestallización en el Hércules

FRANCISCO J. GARCÍA QUINTO

El Hércules del siglo XXI es un club de Segunda B, once de las últimas dieciocho temporadas así lo atestiguan. Esto es lo que hay, esto es lo que somos y cuanto antes seamos plenamente conscientes, mucho mejor. Fuimos un club grande dentro de nuestra humildad pero nuestro presente, que es lo único que cuenta en la vida, consiste en sufrir de manera agónica para conseguir los puntos necesarios para entrar en play off. Quien tenga en mente metas mayores se equivoca. Quien pretenda arrasar, directamente habita en una dimensión paralela. Aquí no queda otra que seguir sumando puntos para seguir entre los cuatros primeros  y llegar en forma a mayo de 2019. ¿O acaso el Elche arrasó en liga el año pasado?

No se puede hacer un drama por empatar un partido fuera de casa o por tropezar ante rivales menores en casa. Esta es una competición larguísima y con muchas dificultades. La regularidad es clave y de momento el equipo está teniéndola. Puede que estemos atravesando un bache de juego pero no debemos dejar que se convierta en un bache de resultados.

De nada sirve lamentarse por una ocasión fallada. De nada sirve criticar en exceso a la plantilla, al entrenador y hasta al utillero si lo que se quiere es ascender. La experiencia nos dice que cuando la presión aumenta y la negatividad crece, los jugadores rinden peor. Y no todo pasa por traer nuevos fichajes. De hecho creo que puede existir una correlación entre los cíclicos malos resultados en diciembre y enero  y la gestión interna y externa del mercado invernal.

¿O acaso es casualidad que desde hace años tengamos un bache por estas fechas, llegando incluso a destituir a dos entrenadores en cinco temporadas?

Cuando se tropieza lo fundamental es levantarse de nuevo y de momento este Hércules lo está consiguiendo y  por eso es fiable, pero fiable no significa infalible.Tenemos uno de los mejores equipos de la categoría, pero nos cuesta un mundo ver puerta y dependemos en exceso de Carlos Martínez y Chechu. Lo deseable es que otros jugadores eleven el nivel y marquen diferencias pero no es tan fácil, reconozcámoslo.

Si nunca hemos sido campeones de Segunda B en nuestra historia será por algo.  Ni siquiera con el gran Eduardo Rodríguez, un jugador capaz de marcar 32 goles en una temporada. Aquí no queda otra que mantener el nivel y no venirse abajo cada vez que no se consiga una victoria. Somos el Hércules, no lo olviden, no el Valencia. No podemos permitirnos una presión más elevada que los demás aspirantes. Da igual que se juegue bien o mal, mientras se esté arriba, esto tendríamos que tenerlo grabado a fuego.

Han pasado sólo 17 jornadas y  faltan aún 21 jornadas de liga regular, más la posible promoción de ascenso, queda  un mundo para mejorar, para cambiar la tendencia y para aumentar la eficacia goleadora. ¿Qué tal si empezamos a valorar lo bueno conseguido y lo que podemos lograr en junio? Seguro que será mucho mejor que seguir en constante mestallización.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies