EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La LFP desembarca en el Rico Pérez con la ampliación de capital del Hércules en el horizonte

J. A. SOLER / @jasoler65

Por mucho que la Liga Profesional no investigue al Hércules sino a Quique Pina, como asegura el abogado del club blanquiazul, por la supuesta vinculación del presidente del Granada con los despachos del Rico Pérez, lo realmente cierto es que por enésima vez la entidad blanquiazul vuelve a estar en el ojo del huracán. Cuando no es por pitos es por flautas, pero el caso es que el Hércules vuelve a salir en los telediarios bajo sospecha de irregularidades.

Los dos emisarios enviados por Javier Tebas a Alicante para interrogar a Carlos Parodi, el propio Quique Pina, Quique Hernández y al futbolista Quique de Lucas (el único jugador herculano que se ha presentado a la citación) sobre la hipotética participación del presidente del Granada en la gestión deportiva del Hércules, ha vuelto a enturbiar el nombre de una entidad demasiado castigada en los últimos tiempos.

Aunque probar la relación de Quique Pina con la SAD herculana sea una misión casi imposible, lo cierto es que este problema surge a raíz del poco cuidado en las formas existente en la sociedad blanquiazul. De la misma manera que los gestores del Hércules son los únicos a los que pillan en conversaciones telefónicas comprometedoras o los únicos que incluyen en la ley concursal operaciones con otros clubes que fomentan la sospecha, que Enrique Ortiz y Quique Pina se dejen ver en el palco de Mendizorroza no deja de ser una imprudencia más que alimenta la cruzada del presidente del LFP contra el club alicantino.

Siempre se ha dicho que no solo basta con ser honrado, sino que también hay que parecerlo. Alguien tendría que haber caído en la cuenta que la presencia física de Ortiz y Pina en Vitoria era como dar carnaza al animal hambriento. Al igual que otras muchas imprudencias que alimentan sin cesar a un mal enemigo que tiene el Hércules y que siempre está a la espera de cualquier error.

Lamentablemente, el interrogatorio de la LFP no será el último episodio de este tipo que tiene que sufrir el Hércules. A la vuelta de la esquina está una ampliación de capital que puede convertirse en un arma arrojadiza con la escasa diligencia que hay en el club en estos asuntos. El Guadalajara fue descendido por irregularidades en un proceso similar y el presidente de la Liga debe estar frotándose las manos ante la recapitalización de la SAD blanquiazul por lo que pueda rascar de ahí.

Y con todo lo que está ocurriendo con Quique Pina, la obligada ampliación de capital, una de las duras consecuencias de la última ley concursal en el Hércules, solamente podrá ser asumida por quién ha generado esta situación en la SAD. No hay otra alternativa. Lo peor es que Tebas está esperando y deseando cualquier maniobra poco clara para mostrarse implacable con su presa favorita. Porque el interrogatorio por el caso Pina, que no parece tener mucho más recorrido que otros frentes que también tiene abiertos el club alicantino, no es más que un aviso para lo que se avecina con la ampliación de capital. El presidente de la LFP ya ve ahí su momento de gloria con el Hércules.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?