EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La hipoteca de fichar a Fernando VII, el “Deseado”

JOSÉ F. PERSONAL @jfpersonalcases

Existe en el entorno del Hércules un bola de nieve, cada vez más grande, sobre la necesidad de fichar un delantero que meta goles. Tal vez es posible que un gran atacante mejorase el número de tantos del equipo, o tal vez no. Ningún jugador te asegura un éxito, porque en el fútbol influyen multitud de factores externos.

Y si por algo se caracteriza la historia del Hércules, es por las múltiples ocasiones en las que ha hipotecado su futuro. Y no puede decirse que le haya ido muy bien. No se debe gastar no lo que no se tiene, y si ahora mismo la caja está vacía para fichar, menos aún se debe adelantar presupuesto del próximo año. No será esta pluma, o esta tecla, la que defienda a los actuales gestores del club, pero parece que algo han aprendido: si se ingresan 3, se gastan 3, ni uno más. Y pagando deudas antes de invertir en lujos, que para lujo ya se tiene el mejor palco VIP de los ochenta clubes de Segunda B.

Se puede pensar que la mejor solución económica del Hércules es conseguir el ascenso, porque en la Liga 1-2-3 los ingresos se disparan. Que una mínima inversión en ese 9 que nos va a meter 20 goles en lo que resta de temporada y dos por encuentro en la promoción saldrá barato. Pero en un hipotético play off, una mala decisión arbitral, o un resbalón de tu mejor defensa en el momento más inoportuno, te deja fuera.

Yo veo bien al equipo. Sinceramente, no creo que haya que enfundar la elástica blanquiazul a Marco van Basten; con los Flores en plenitud (¿sucederá?), Gaspar en forma, Nieto enchufado, Salinas a lo suyo y a poco que mejoren, que lo deben hacer, Mainz y Berrocal (y un económico Delgado si viene), debe dar para ascender. Y si no se sube, no se empezará el año próximo con la losa de pagar lo que ya se gastó y no se tenía. Borrón y cuenta nueva, pero sin mochilas.

Si se quiere en un futuro un Hércules saneado y que ande solo, se debe ajustar a lo que él mismo pueda generar. Y ojo, que la cantera actual puede dar frutos en años venideros. ¿O acaso se pretende ahora que Ortiz y Ramírez abran la cartera para fichar al “Deseado”?

Fernando VII sustituyó en 1813 a José Bonaparte como Rey de España. Se le conocía como “El Deseado” por las ganas que tenía el pueblo español de su llegada. Derogó la Constitución de Cádiz de 1812 y restauró el Absolutismo, entre otras gestiones de índole similar.

A mi las promesas y los castillos de humo me dan miedo, máxime con el Hércules por medio. Pero creo en la historia. Y la historia del Hércules es contundente, si bien no marca de manera clara el camino correcto, sí dice firmemente el que no hay que coger. Yo la escucharía, porque “un pueblo que olvida su pasado, está condenado a repetirlo”.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?