EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La Fundación, el aval y el Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

Resulta curioso que cada vez que alguien pregunta por los 18 millones de euros avalados por el Instituto Valenciano de Finanzas, que sirvió para cubrir en su día una ampliación de capital en el Hércules CF, desde la SAD blanquiazul insistan en que ese dinero nada tiene que ver con el club y que quién debe responder es la Fundación Hércules de Alicante que, con aquel aval millonario, se convirtió en máximo accionista de la entidad alicantina. Solo eso.

Pero más curioso resulta cuando en la memoria económica del Hércules CF correspondiente al ejercicio 2009-2010, aparecen estos 18 millones de euros avalados por una institución pública dentro de un plan estratégico que entonces debía garantizar la viabilidad financiera de la SAD herculana, no de la Fundación.

En relación a ello, el Hércules CF ratificó en el informe entregado en Junta General de Accionistas  del 9 de mayo de 2011 que “el proyecto Hércules CF es capaz de generar los recursos de tesorería necesarios durante los próximos cinco años para atender las necesidades del Club, así como atender todas las obligaciones que vaya a contraer la Fundación de la Comunidad Valenciana Hércules de Alicante del préstamo de dieciocho millones de euros (18.000.000 €), el cual ha sido autorizado por la entidad financiera Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) con el aval del Instituto Valenciano de Finanzas”.

Por lo visto, la Unión Europea entiende lo mismo que cualquiera que lea este apartado que figura en las propias cuentas del Hércules CF, no en las de la Fundación. A esto hay que añadir que en la misma memoria del club se reconoce que “el Consejo de Administración del Hércules CF SAD es miembro del patronato de la Fundación”. Con todo esto, es normal que Bruselas aprecie indicios de ilegalidad en la concesión de estos avales que, a través de las fundaciones de varios clubes de la Comunidad Valenciana, se convirtieron en subvenciones  encubiertas.

Y si entramos en quién fue el beneficiario de aquellos 18 millones de euros, es decir, quién manejó y gastó ese dinero, seguramente entraríamos en otro terreno resbaladizo. Esto deja claro que la Fundación no es más que un escudo o instrumento de Enrique Ortiz para enredar legalmente todo lo que rodea al Hércules CF en cuestiones económicas..

Si la Fundación no tiene nada que ver con el club, tal y como ha dicho el presidente Carlos Parodi en más de una ocasión, no se entiende que la persona de máxima confianza del propio Enrique Ortiz en el Hércules CF desvele que la temporada pasada se desvió dinero de la Fundación para pagar nóminas de personal enchufado en el primer equipo blanquiazul.

Todo esto pone de relieve de que si Enrique Ortiz hubiera puesto la mitad de medios y empeño en el tema deportivo que para eludir responsabilidades en cuestiones financieras, otro gallo cantaría en el Hércules. Posiblemente no hubiera hecho falta ni pedir ese aval al IVF y el equipo continuaría en Primera División. Eso si, al menos ha servido para estar ahora en Europa que era el gran objetivo de quién ejerce de dueño sin serlo  de la SAD ni de la Fundación.

 

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?