EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La fragilidad defensiva vuelve a condenar al Hércules (4-2)

J. A. SOLER / @jasoler65

Para aspirar a ganar un partido hace falta algo más que competir, que es lo único que el Hércules ha mejorado en el último mes. Porque con una defensa tan endeble, tan blanda, resulta imposible. Si un equipo marca dos goles a domicilio, aunque uno fuera en propia meta y otro de penalti, y no saca ni un mísero punto es que tiene un problema más gordo del que muestra en su escaparate.

El Córdoba, un buen equipo pero que no es el Bayern Munich, sabía perfectamente la verbena que tiene el Hércules en su pista trasera. Solo tuvo que esperar unos minutos para salir a bailar. No necesitó ni sacar a la chica. Se la ponían otros. Y ni siquiera tuvo que marcar el ritmo porque para eso estaba su dócil acompañante que le llevaba.

Con tanto baile de errores defensivos el Hércules quedó condenado muy pronto. Ulises Dávila, con un hat-trick, no olvidará nunca tanta facilidad para llevarse la niña bonita de una fiesta pasada por agua. Porque el agua caía de arriba, pero también se acumuló más que en ningún otro sitio en una defensa blanquiazul que naufragó por completo.

Otro problema es que Pamarot, el único defensa central de la plantilla, está con problemas físicos. Ante la UD Las Palmas jugó con una muslera que se quitó a mitad de partido. En Córdoba naufragó junto a Escassi, un mediocentro reconvertido a zaguero al que los rivales buscan más de la cuenta por no ser su posición natural. Y no hay otros de recambio. A eso se le llama deficiente planificación de plantilla.

Y ante todo esto, ser informador técnico para los adversarios del Hércules puede ser el trabajo más fácil que se pueda encontrar. Ver la manera de hacer daño al Hércules es tan sencillo como hacerle goles. Y así da igual que te regalen un gol en propia meta, que te piten un penalti o que De Lucas o Sugi hubieran podido empatar de haber estado más acertados cuando el partido iba 3-2 en El Arcángel.

De haber logrado el 3-3 en alguna de las ocasiones mencionadas, el Cordoba aún habría tenido tiempo para marcar el cuarto o los que le hubieran hecho falta. Esa sensación de fragilidad y vulnerabilidad no invita al optimismo porque un equipo que hace aguas atrás tiene muy difícil ganar partidos. Y en el lío en el que está metido el Hércules, hace falta ganar muchos encuentros.

El hipotético cambio de dinámica tras el triunfo ante la UD Las Palmas hizo pensar a alguno en la promoción de ascenso casi sin pasar por la permanencia, una palabra que, aún sumando 12 puntos de 42 posibles, sigue sin aparecer en la hoja de ruta de demasiados en el Hércules o su entorno. Ese es el gran problema porque así aún será más difícil salir de este agujero tan negro.

Ficha técnica

Córdoba: Saizar, Iago Bouzón, Armando, Fran, Raúl Bravo; Pacheco (Luso, min. 76), Abel, López Silva (Samuel de los Reyes, min. 85), Caballero; Uli Dávila; Xisco (Strahman, min. 68).

Hércules: Aulestia, Juanma Ortiz, Pamarot, Escassi, Peña; Ferreiro (Assulin, min. 63), Héctor Yuste, Sissoko, Adrián Sardinero (Sugi, min. 74); Dioni (De lucas, min. 63); Portillo.

Goles: 1-0, min. 11: Uli Dávila; 2-0, min. 21: Xisco; 2-1, min. 46: Fran Cruz (pp); 3-1, min. 58: Uli Dávila; 3-2, min. 62: Portillo (p); 4-2, min. 89: Uli Dávila.

Árbitro: Arias López (colegio cántabro), que amonestó a los locales Iago Bouzón, así como a los visitantes Peña, Juanma Ortiz y De Lucas.

Estadio: El Arcángel. 9.500 espectadores.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?